Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 18 de junio de 2024
  • Actualizado 00:15

Defensa de Misael Nallar denuncia que lo torturaron en Chonchocoro

Nallar está en la cárcel desde el 2022 por el asesinato a dos policías y un voluntario del Gasip en Porongo, del departamento de Santa Cruz.

Misael Nallar, principal investigado por el triple asesinato de uniformados en Porongo, Santa Cruz. POLICÍA
Misael Nallar, principal investigado por el triple asesinato de uniformados en Porongo, Santa Cruz. POLICÍA
Defensa de Misael Nallar denuncia que lo torturaron en Chonchocoro

Franz Tamayo, el abogado de Misael Nallar en las últimas horas denunció tortura a su cliente en el penal de Chonchocoro, afirma que el privado de libertad tiene las costillas rotas, además de que supuestamente le quitaron las uñas de los pies y las manos.

“No hay el informe de que el señor Nallar haya propiciado algún conflicto, lo que si tenemos claro es que hay vejámenes y torturas en contra del señor Nallar, tenemos conocimiento extraoficial de que incluso le han quitado las uñas de los pies y las manos”, expresó Tamayo a los medios de comunicación.

El jurista afirma que de ser cierta esta información, el gobernador de Chonchocoro, Roger Sánchez debe estar encarcelado por tortura a privados de libertad, en la misma línea, acusó al teniendo Leonardo Tapia como un “incentivador de las extorciones del centro penitenciario”.

“Si es cierto que el señor Nallar fue torturado, por más delito que se le persigue, no se puede cometer semejante tortura si le han quitado las uñas y si está con las costillas rotas, el gobernador del centro penitenciario se va a ir preso”, manifestó la defensa de Nallar.

La tarde del sábado 8 de junio, se reportó una trifulca en la cárcel mencionada, donde participaron al menos sesenta privados de libertad y dos policías resultaron heridos. Desde el Comando Departamental de La Paz no descartaron que Nallar sea el incentivador del suceso.

Misael Nallar está en la cárcel desde el 2022 por el asesinato a dos policías y un voluntario del Gasip en Porongo, del departamento de Santa Cruz, además enfrente otros procesos por enriquecimiento ilícito y narcotráfico.