Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 01 de diciembre de 2020
  • Actualizado 11:04

Dan 30 años al Choko Burguer por matar a su esposa y 15 a su cuñada por complicidad

El Ministerio Público logró demostrar que Félix Peña es autor de la muerte de la madre de sus cuatro hijos. Actuó con la hermana de la víctima y con el encubrimiento de una empleada.
El momento en el que el Choko Burguer sale del Tribunal de Justicia en Sacba, tras escuchar su sentencia. Noé Portugal
El momento en el que el Choko Burguer sale del Tribunal de Justicia en Sacba, tras escuchar su sentencia. Noé Portugal
Dan 30 años al Choko Burguer por matar a su esposa y 15 a su cuñada por complicidad

La justicia dio la pena maxima -30 años de prisión- a Félix Peña, alias el Choko Burguer por el asesinato de su esposa Janett Jhoselin Aguilar. La cuñada y hermana de la victima, Roxana Aguilar obtuvo 15 años de sentencia, en tanto que la empleada a un año y tres meses, por encubrimiento.

Peña deberá cumplir la sentencia en la cárcel de El Abra, en tanto que las dos mujeres en el penal de San Sebastián mujeres. La fiscal de Materia Fabiola Clavijo señaló que en el juicio se ha demostrado que Félix Peña, alias el Choko Burguer, es autor de la muerte de su esposa Janeth Jhoselin. Habría actuado en complicidad de su cuñada Roxana -hermana de la víctima- y de la empleada, Norma, quien encubrió el hecho criminal del 12 de marzo de 2018.

El juicio oral contra Félix Peña C. empezó el martes 27 de octubre. El conocido como Choko Burguer está acusado del feminicidio de su esposa Janett Jhoselin Aguilar. La Justicia demostró que actuó en complicidad con Roxana Aguilar, la hermana de la víctima y contó con el encubrimiento de una empleada de la familia, Norma C.

Estas tres personas comparecieron ante el Tribunal de Sentencia 1 de Sacaba para  responder ante la acusación formalizada por la Fiscalía, tras una larga investigación y la acumulación de pruebas documentales, testificales y periciales que les involucran en este crimen ocurrido la noche del 12 de marzo de 2018.

El Choko Burguer intentó hacer creer que su esposa fue atacada por ladrones el 13 de marzo en un robo en su casa de San Jacinto y dijo que todo sucedió cuando él estaba comprando cerámica e incluso mostró la hora de la factura de la tienda y mostró imágenes de una cámara de seguridad yendo a bordo de un minibus.

Sin embargo, en el juicio se demostró que, junto a su cuñada Roxana, mataron a su esposa Jhoselin la noche del 12 de marzo y que incluso calentaron el cuerpo para hacer pensar que murió el 13, mientras el Choko Burguer iba a comprar material de construcción.