Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 04 de julio de 2022
  • Actualizado 17:14

Comandante de la Policía confirma que Valeria fue hallada hoy sin vida en La Paz

En varias entrevistas con redes nacionales de televisión, Aguilera confirmó que Mercado fue hallada hoy sin vida y que su cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) para realizar los respectivos peritajes. 
Uno de los volantes para a búsqueda de Valeria Mercado. RRSS
Uno de los volantes para a búsqueda de Valeria Mercado. RRSS
Comandante de la Policía confirma que Valeria fue hallada hoy sin vida en La Paz

El comandante general de la Policía Boliviana, Jhonny Aguilera, confirmó la noche de este jueves que Valeria Mercado, quien se encontraba desaparecida desde hace 25 días, fue hallada hoy sin vida en la zona sur de de La Paz.   

En varias entrevistas con redes nacionales de televisión, Aguilera confirmó que Mercado fue hallada hoy sin vida y que su cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) para realizar los respectivos peritajes. 

Mercado, de 28 años de edad, se encontraba desaparecida desde el 4 de marzo tras haber llegado desde Cochabamba a La Paz, junto a su hijo de cuatro años de edad, por asuntos familiares.

Las primeras investigaciones señalaron que la mujer habría usado las redes sociales para informar a sus familiares que, por motivos laborales, había decidido salir del país, no obstante, la Policía puso en duda que fuera ella que escribió aquello.

José Luis A., sospechoso de la desaparición de Valeria, fue enviado este miércoles  a la cárcel de San Pedro en la ciudad de La Paz con detención preventiva por seis meses. Al terminar la tarde, el detenido fue sacado de celdas de la FELCC de Quillacollo y subido a un vehículo policial para trasladarlo a la sede de gobierno.

El sujeto fue imputado por la Fiscalía por el delito de trata y tráfico de personas. Mientas, la familia de la joven exige al detenido revelar dónde se encuentra Valeria, aseguran tener pruebas de que el sospechoso manipuló el teléfono celular de la joven y que incluso le sacó el chip.