Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 23 de mayo de 2022
  • Actualizado 22:12

Guillermina fue a comprar frutas, el chofer la calcinó y la enterró en un cerro

El caso se investigaba por desaparición de persona, pero dio un giro cuando el chofer de la mujer confesó el hecho y ahora está en El Abra. Se trataría del quinto feminicidio.
Hallan restos calcinados de una mujer en Sacaba. / Foto: Fiscalía
Hallan restos calcinados de una mujer en Sacaba. / Foto: Fiscalía
Guillermina fue a comprar frutas, el chofer la calcinó y la enterró en un cerro

Evaristo H.A. de 33 años, es el autor confeso de la muerte de Guillermina C.N., de 48 años, que fue dada por desaparecida el 18 de agosto del año pasado.

Fue durante el fin de semana que se allanó la casa del acusado debido a que había contradicción en sus declaraciones y constante obstaculización, indicó el director de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC), coronel Ronald Tapia, quien indicó que la mujer fue calcinada y enterrada en un cerro en la localidad de Arauco Sacaba.

Por su parte, el jefe de los Servicios Legales Integrales (SLIM) de Sacaba, Jimmy Postigo, manifestó a Unitel que encontraron un celular que lo implicaba en lo que ahora se convirtió en un feminicidio, por lo que el hombre fue trasladado preventivamente al penal de El Abra y se acogió al derecho del silencio.

"Como Ministerio Público se presentaron todos los elementos colectados en la investigación, entre ellos, la declaración del denunciado, acta de inspección del lugar del hecho, entre otros elementos que fueron valorados por la autoridad jurisdiccional que determinó su detención preventiva", dijo la fiscal de Cochabamba, Nuria Gonzáles.

Por su parte, el fiscal de materia, Dennys Achá, señaló que el hecho se registró en la comunidad Arauco Alto del municipio de Sacaba, el 18 de agosto de 2021, cuando la víctima salió de su domicilio y dijo que se dirigiría a Yapacaní para comprar fruta, por lo que llamó al chofer de su camión para que la llevara. Luego ambos salieron de la vivienda. Cuatro días después, el chofer retornó a Sacaba sin la carga de fruta y sin la mujer.

Al ser cuestionado por la hija de la víctima, él refirió que Guillermina se quedó en Sacaba para realizar algunos trámites con su abogado, por lo que no realizaron el viaje, de acuerdo con el informe de la Fiscalía.

"Al inicio de la investigación, el caso fue abierto por el delito de trata de persona, pero al hallarse más indicios en la investigación y contradicciones en las declaraciones del chófer, el hecho fue cambiado a feminicidio el 22 de enero de 2022 y se procedió a la aprehensión del sujeto, quien reveló el lugar donde estaba el cuerpo de la fallecida. En su declaración, el sujeto señaló que el 18 de agosto del 2021 la mujer resbaló y murió cerca de la laguna denominada El Luévano, en la comunidad Arauco Alto en Sacaba", dijo Achá.

El chofer, después de su aprehensión, condujo a la Policía hasta el lugar donde se presume ocurrió el hecho, en el que halló restos óseos quemados de una mujer, mismos que se encontraban enterrados cerca de la laguna. Dichos restos fueron trasladados al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), para la realización de la autopsia que determinará la causa de muerte.