Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de noviembre de 2022
  • Actualizado 11:32

César fue encontrado muerto con un tiro en la cabeza y envuelto en una frazada

La víctima salió de su domicilio la tarde del 14 de septiembre y no volvió más. Su familia estuvo buscándolo hasta el 24 de septiembre cuando vecinos de Champarrancho reportaron el hallazgo de un cuerpo.
Realizan el levantamiento legal del cadáver de la víctima en la zona sur de  Cochabamba. FACEBOOK-MARTÍN COLQUE
Realizan el levantamiento legal del cadáver de la víctima en la zona sur de Cochabamba. FACEBOOK-MARTÍN COLQUE
César fue encontrado muerto con un tiro en la cabeza y envuelto en una frazada

Con un tiro en la cabeza y envuelto en una frazada. Así fue encontrado el cuerpo de César Revollo, el hombre de 34 años que estaba desaparecido desde el 14 de septiembre, en Cochabamba. 

10 días duró la búsqueda. César salió de su casa el 14 de septiembre, al promediar las 17:00, pero no volvió más. Su familia estuvo buscándolo hasta que el 24 de septiembre vecinos de la zona de Champarrancho reportaron el hallazgo de un cuerpo envuelto en una frazada a la vera del río Tamborada, al sur de la ciudad.

Según testimonios de vecinos, unos estudiantes que jugaban por la zona vieron el cadáver y alertaron a los pobladores. La Policía y el equipo multidisciplinario de la Fiscalía se constituyeron al lugar donde realizaron el levantamiento legal del cuerpo y procesaron la escena.

El informe de autopsia, realizada por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), concluyó que César perdió la vida por un traumatismo encéfalo craneal producto de un proyectil de arma de fuego, confirmó el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Cochabamba, Ronald Tapia.

La Policía busca conocer en qué circunstancias ocurrió su muerte. De momento, manejan dos hipótesis, aunque una cobra más fuerza. Se habla de un posible suicidio o un asesinato. Tapia dijo que el informe de balística forense establecerá la trayectoria de la bala y, de esa manera, reforzarán y/o descartarán alguna de las conjeturas.

“Por las características del hallazgo siendo que estaba envuelto en una frazada a orillas del río, tendría que haber personas que lo han llevado hasta ese lugar y eso disminuye las hipótesis de un posible suicidio”, manifestó. 

Según las investigaciones, la zona donde fue encontrado César no sería la escena primaria del crimen. Se presume que el cuerpo fue envuelto y abandonado unos dos o tres días antes del 24 de septiembre. La Policía maneja ese periodo de tiempo considerando que algunos testigos que acuden habitualmente a ese río para lavar ropa declararon que el cadáver no estaba en el lugar tres días antes del hallazgo.

Los investigadores continúan indagando en el caso a fin de esclarecerlo y capturar a los implicados. La familia de la víctima pide justicia.

“DESAPARECIDOS” CON FINALES TRÁGICOS

César Revollo no es la única persona desaparecida que tuvo un trágico final. El 13 de julio de 2020, Edwin Rosas Zenteno salió de su hogar, conduciendo su auto, y no volvió más. Sin señales de vida o rastros de su muerte, sus seres queridos quedaron sumidos en incertidumbre durante 788 días, hasta el 9 de septiembre de este 2022, cuando sus restos óseos fueron hallados en un barranco ubicado en la carretera antigua Cochabamba – Santa Cruz.

Su amigo Rodrigo V.R., encarcelado hace unas tres semanas por otro crimen, está detrás de su muerte. Él hizo todo para que la familia de Edwin deje de buscarlo y no lo consideren sospechoso de su desaparición. 

Rodrigo, al igual que su hermano Freddy, está implicado en los asesinatos de Víctor Rodríguez y Edwin Rosas. Las víctimas y los victimarios vivían en Arani.

La investigación por el asesinato de Rodríguez dio un giro inesperado hace un mes. A cuatro meses de su muerte, tres personas fueron detenidas. Los hermanos confesaron haber acabado con la vida del hombre, de 52 años, pero señalaron a Juana, hermana de la víctima, como autora intelectual del crimen. La hija y otros familiares de la investigada creen en su inocencia y presumen que buscan perjudicarla. 

Rodríguez estuvo desaparecido cuatro días, desde el sábado 30 de abril, cuando salió de su domicilio para vender su auto. Se llevó los papeles de la movilidad, pero no retornó a su hogar. Vecinos encontraron el 4 de mayo al hombre sin vida en una laguna de Chirusi Rosario, comunidad ubicada en el límite de Punata y Cliza.