Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 22 de enero de 2022
  • Actualizado 04:34

Celina, víctima de feminicidio en Chuquisaca, deja tres huérfanos

La mujer fue encontrada sin vida en una zanja del municipio de Culpina. Su esposo fue imputado como principal sospechoso del crimen.

Pobladores piden justicia por el feminicidio de Celina, en Chuquisaca. TIERRA DIARIO
Pobladores piden justicia por el feminicidio de Celina, en Chuquisaca. TIERRA DIARIO
Celina, víctima de feminicidio en Chuquisaca, deja tres huérfanos

Celina G., madre de tres menores de edad, fue asesinada la noche del sábado en la comunidad de La Banda del municipio de Culpina, Chuquisaca. Se trata de la sexta víctima de feminicidio en ese departamento y la 102 a nivel nacional, en lo que va del año.

Iver D.F.S., esposo de Celina, fue imputado ayer como principal sospechoso del feminicidio de la madre de sus hijos, quien murió por asfixia y fue hallada sin vida en una zanja. La solicitud de aplicación de medidas cautelares fue presentada ya que concurren los riesgos procesales de fuga y obstaculización, informó el fiscal departamental de Chuquisaca, Mauricio Nava Morales.

Al promediar las 23:30 del 4 de diciembre, comunarios de La Banda llamaron a efectivos policiales para dar a conocer la existencia del cuerpo sin vida de una mujer que se encontraba en una zanja. Luego, la víctima fue identificada por sus familiares y trasladada al Hospital San José de Culpina donde se realizó la autopsia médico legal que estableció que la mujer perdió la vida de manera violenta.

El esposo de la víctima fue citado a declarar y, ante las contradicciones encontradas en su testimonio, fue aprehendido y trasladado a celdas policiales de la localidad de San Lucas. Además, su vehículo fue hallado a un kilómetro del lugar donde encontraron el cuerpo sin vida de Celina.

Se conoció que la pareja, ambos de 36 años, tenía problemas constantemente. Vecinos los vieron juntos el sábado cuando estaban alistándose para regar su parcela. Tres menores de edad (de 17, 14 y 12 años) perdieron a su madre, mientras su padre se enfrenta a 30 años de presidio. La Defensoría del Pueblo pidió protección para los huérfanos.