Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 04 de febrero de 2023
  • Actualizado 11:52

Caso consorcio: sentencian a 8 años de cárcel a Jhasmani Torrico

Jhasmani Torrico en el Tribunal de Sentencia 1./ NOÉ PORTUGAL
Jhasmani Torrico en el Tribunal de Sentencia 1./ NOÉ PORTUGAL
Caso consorcio: sentencian a 8 años de cárcel a Jhasmani Torrico

La justicia determinó este miércoles sentenciar a ocho años de cárcel a Jhasmani Torrico por el "caso consorcio".

El Tribunal de Sentencia No. 1 tomó la determinación la tarde de hoy, tras varias horas de juicio y deliberación.

En total, cinco fueron sentenciados (penas de 8, 5, 3 y 2 años) y cuatro absueltos de culpa. El tribunal cambió la tipificación del delito de consorcio por cohecho y la lectura integra será el lunes.

El juicio contra Jhasmani Torrico y otros por el caso Consorcio fue reinstalado la mañana de este miércoles en el Tribunal de Sentencia No. 1 de Cochabamba.

Después de numerosas postergaciones debido a varios incidentes presentados por los sindicados, el juicio fue finalmente instalado a finales del mes de septiembre de este año, pero solo es uno de los procesos que el denominado "abogado del diablo" enfrenta actualmente.

Esta organización de jueces, abogados, efectivos policiales y fiscales se habría articulado con el fin de manipular de forma corrupta algunos procesos y beneficiar a quienes recurren a los servicios jurídicos de Torrico.

En 2019, cuando la investigación sobre el caso ya estaba en curso, las detenciones de ocho implicados apuntaron a "desarticular el consorcio" ilícito que estructuró el abogado Torrico.

Se difundieron videos en los que se ve al abogado junto a varias personas dando golpes y patadas, y amenazando a gritos a dos hombres para exigirles que paguen unas deudas. El abogado enfrenta también otros dos procesos penales por delitos como extorsión, secuestro, lesiones, organización criminal y tortura, y por uno de ellos fue encarcelado preventivamente en noviembre en la prisión de El Abra. En uno de los procesos la víctima es el padrastro del jurista y en el otro, un mecánico.

Por un tiempo, Torrico incluso tuvo que ser trasladado hasta la cárcel de Chonchocoro en La Paz, en 2019, debido a que se descubrió que seguía operando desde el penal de El Abra y conformando una "organización criminal".