Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 27 de enero de 2022
  • Actualizado 17:03

Caso comerciante peruano: no hallan su cuerpo a más de dos meses de su asesinato

Afiche que reporta la desaparición de Jorge Luis Trujillo, en Cochabamba. FACEBOOK
Afiche que reporta la desaparición de Jorge Luis Trujillo, en Cochabamba. FACEBOOK
Caso comerciante peruano: no hallan su cuerpo a más de dos meses de su asesinato

Jorge Luis Trujillo Blas, de nacionalidad peruana, fue asesinado en Ivirgarzama (Cochabamba), la noche del 16 de enero. El hombre, de 57 años, fue golpeado con una piedra en la cabeza, mientras dormía, y con un machete le cortaron el cuello y pusieron su cuerpo y dos rocas grandes en un saquillo antes de arrojarlo al río Sacta, pero aún no han encontrado su cadáver a más de 70 días del crimen. 

Su familia alquiló una lancha y contrató a varias personas para realizar la búsqueda, pero no lo han hallado y presumen que los asesinos no lo arrojaron al río y que probablemente lo enterraron. Piden a los efectivos policiales que se hagan rastrillajes para que lo encuentren y ellos puedan incinerar su cuerpo y llevárselo a Perú.

Trujillo fue reportado como desaparecido el pasado 18 de enero. Una selfie que se tomó con su supuesto amigo y ayudante permitió esclarecer su asesinato. La víctima salió de su casa, ubicada en la ciudad de Cochabamba, con destino a esa localidad del Trópico el 14 de ese mes por negocios. Se dedicaba a la venta de autopartes e iba a ofrecer sus productos y cobrar a clientes. Ariel Vargas Siancas, el supuesto amigo, fue detenido en una chichería de Colomi, el 15 de febrero. Confesó el crimen e involucró en el asesinato a Rigoberto Gandarillas; ambos fueron sentenciados a 30 años de presidio sin derecho a indulto en el penal de El Abra.

El móvil del crimen habría sido el robo de 50 mil bolivianos que tenía Jorge.