Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 12 de abril de 2021
  • Actualizado 21:57

Caso Ascarrunz: vaciaron concreto sobre su cuerpo en una casa de citas

La víctima, de 52 años, fue reportada desaparecida hace dos meses. Se armó una tarima de baile cerca del lugar donde lo enterraron en un lenocinio de la Capitán Ravelo, en La Paz.

La fosa donde encontraron el cuerpo de la víctima (i). La Policía presenta a los sospechosos del crimen (d). ERBOL-Éxito Noticias
La fosa donde encontraron el cuerpo de la víctima (i). La Policía presenta a los sospechosos del crimen (d). ERBOL-Éxito Noticias
Caso Ascarrunz: vaciaron concreto sobre su cuerpo en una casa de citas

Sergio Fernando Ascarrunz fue hallado sin vida después de dos meses de búsqueda. Su familia reportó su desaparición el 20 de diciembre de 2020.

El vaciado de concreto “fresco” en una casa de citas de la avenida Capitán Ravelo, en La Paz, llamó la atención de los investigadores. El equipo multidisciplinario se constituyó en el lenocinio y comenzaron a picar el material, y encontraron el cadáver del desaparecido, la madrugada de este jueves.

Los presuntos autores pusieron una tarima de cemento para sostener un tubo de baile cerca del lugar donde enterraron el cuerpo de la víctima, de 52 años, quien fue hallada con signos de violencia en la parte izquierda de la cabeza y el cuello presuntamente ocasionados por una picota, según el reporte policial.

Desde su desaparición, la Policía hizo un trabajo de investigación no solo analizando testimonios y mensajes, sino también se realizó una infiltración encubierta en lenocinios, informó el director nacional de la fuerza anticrimen, Alberto Aguilar.

El jefe policial señaló que el crimen se habría producido por rencillas que tendría la víctima con el administrador de la casa de citas. Desde la Fiscalía, indicaron que los móviles del hecho están en proceso de investigación.

“Se ha verificado el vaciado de concreto donde se armó una tarima que sostenía un tubo de pista de baile. Se realizó la excavación e inicialmente se evidenció las extremidades inferiores; se pidió ayuda a Bomberos, quienes en colaboración con la Policía pudieron sacar el cuerpo de la víctima”, acotó la fiscal de materia Dubravka Jordán.

La fiscal añadió que no hallaron pertenencias de Sergio Ascarrunz en la casa de citas, pero que los familiares reconocieron su cuerpo por un tatuaje, de ojo egipcio, en su muslo derecho. La data de muerte es de 60 días, según las investigaciones.

Por este caso, la Policía aprehendió a dos hombres. Se trata de Walter M.Q. y Danny M.L, propietario y administrador del lenocinio, y responsable de seguridad, respectivamente. En tanto un tercer implicado conocido como “El Panda” está prófugo y es buscado por los uniformados policiales.

El lenocinio continuó funcionando después del hecho, pero ahora fue precintado para que los efectivos continúen con las investigaciones. Se prevé que los sospechosos sean puestos ante un juez cautelar, quien definirá su situación jurídica, en las próximas horas.

Amistades de Sergio Ascarrunz expresaron, a través de redes sociales, sus condolencias a la familia doliente y pidieron a las autoridades que esclarezcan el caso, y den pena máxima a los autores del crimen.

En tanto, el caso está en proceso de investigación.