Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 11:03

Caso arquitecto: Fiscalía presenta acusación contra cuatro imputados y sobresee a uno

Familiares del arquitecto Rodríguez piden justicia. NOÉ PORTUGAL
Familiares del arquitecto Rodríguez piden justicia. NOÉ PORTUGAL
Caso arquitecto: Fiscalía presenta acusación contra cuatro imputados y sobresee a uno

La Fiscalía presentó la acusación formal contra Edwin C.B., Lucio A.M., Erika Beatriz V.G. y Brayan Q.B. por el asesinato del arquitecto Ariel Rodríguez Orellana, quien estuvo desaparecido casi cinco meses, hasta el 19 de marzo de este año, cuando sus restos fueron hallados en una urbanización de Chacacollo, camino a Sacaba. Para Christian Ariel Q.O. dictó sobreseimiento.

Rolando Ramos, abogado de la familia de la víctima, señaló que concluyó la etapa preparatoria, con la emisión del requerimiento conclusivo de acusación formal, y podría comenzar el juicio oral en unos tres o cuatro meses. “Estamos en condiciones de decir que se ha reunido todos los elementos de prueba para sostener la acusación del Ministerio Público por el delito de asesinato y nos adherimos a la misma porque creemos que estas personas tienen que ver con la muerte del arquitecto”.

Según las investigaciones, Edwin C.B., excuñado de Ariel Rodríguez, es el presunto principal autor del crimen. Lucio A.M. dijo que el sindicado le entregó el celular y la tarjeta bancaria de la víctima instruyéndole sacar dinero y enviárselo a una cuenta. Ambos, cayeron a los 42 días de la desaparición del arquitecto.

Brayan Q.B., primo de Edwin, ayudó a deshacerse de los restos óseos calcinados de Rodríguez en Chacacollo, cerca de la casa donde el arquitecto habría sido asesinado el 23 de octubre de 2020, según su declaración. Erika Beatriz V.G. vivía en el domicilio, alquilado por Edwin, y aunque alega inocencia se presume su participación, al igual que de los otros acusados.

La pareja de Ariel, madre de su hija, sus padres y otros familiares claman justicia y pena máxima para los acusados. No encuentran consuelo y no han podido despedirlo debido a que aún no les entregan los restos ni los resultados genéticos. Piden celeridad en las pericias para darle sepultura en Arani, su tierra natal.