Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 02:41

Caso Arquitecto: acusado fue pieza clave para encontrar el cuerpo y detenida dice que Ariel iba a ser su compadre

Érica Beatriz V. pidió que el excuñado del arquitecto “no le eche la culpa” y dijo que Ariel tenía que ser su compadre. El primo del principal sospechoso detalló los cinco puntos donde estaban los restos.
La madre de Rodríguez en la puerta del Juzgado. DICO SOLÍS.
La madre de Rodríguez en la puerta del Juzgado. DICO SOLÍS.
Caso Arquitecto: acusado fue pieza clave para encontrar el cuerpo y detenida dice que Ariel iba a ser su compadre

Los dos últimos detenidos en el caso del asesinato del arquitecto Ariel Rodríguez fueron determinantes para esclarecer el hecho. El acusado Brayan Q. B., de 21 años, indicó a la Policía dónde estaban los restos del cuerpo; mientras que Érica Beatriz V.G., de 23, vivía en el inmueble donde asesinaron a Rodríguez.

El Juzgado de Sentencia Penal determinó ayer dar detención preventiva a ambos sospechosos en la cárcel de San Sebastián Varones y San Sebastián Mujeres, respectivamente, por el periodo de seis meses hasta la próxima audiencia.

Érica Beatriz V. declaró al salir del Juzgado que ella no tuvo participación directa en el asesinato. “Que Edwin diga la verdad, que (yo) no estaba ahí, cómo puede echarme la culpa, tengo dos hijos, yo ni siquiera sabía. Que diga la verdad, que no me meta a mí”, afirmó ayer a través de Unitel.

“Tenía que ser mi compadre, nada más, no conozco más”, añadió la detenida haciendo referencia al arquitecto.

Edwin C.B. es el excuñado de la víctima y principal sospechoso del asesinato; tiene antecedentes penales. De acuerdo al informe policial, Érica Beatriz V. conoció a Edwin cuando él estaba recluido en el centro penitenciario San Sebastián y tuvieron una relación amorosa.

El abogado de la familia de Rodríguez, Rolando Ramos, afirmó que el excuñado fue el encargado de alquilar la casa donde le quitaron la vida a Ariel, pero Érica Beatriz V. vivió en el inmueble hasta el momento del asesinato. “Ella vivía ahí, ha permitido que C. lo alquile. Ella abandonó la casa, según el propietario, cuando se denunció la desaparición del arquitecto, ella indicó que quería irse. Usó celulares a nombre de otra persona, se comunicó con C.”, indicó Ramos.

Por su parte, Brayan Q.B., primo de Edwin C., no emitió ninguna declaración, pero dio detalles sobre la ubicación de los restos del cuerpo del arquitecto, testimonio clave para dar con el paradero.

Según el abogado, Brayan Q. aseguró que apuñalaron a Ariel en el condominio, quemaron su cuerpo y esparcieron los restos en cinco puntos. “En los lugares que él refirió que estarían los restos, sí estaban”, dijo Ramos y acotó: “Ellos tenían relación con Edwin C., que es el principal sospechoso”.

La audiencia se realizó ayer en el Juzgado de Setencia Penal mientras la familia se encontraba en la puerta. La madre de Ariel pidió, entre lágrimas, que se haga justicia y que den la sentencia máxima a los implicados en el asesinato de su hijo.

PROCESO

Ramos afirmó que pedirán una recalificación de la imputación a los primeros dos detenidos, Lucio A. y Edwin C., para que pase de trata de personas a asesinato.

Por el momento, esperan los resultados de ADN de los restos encontrados para comprobar que son del arquitecto Ariel Rodríguez.

El jefe de la División de Trata y Tráfico de la FELCC, Ariel Orellana, indicó que la camioneta no fue encontrada todavía, pero sigue en investigación y todos los aprehendidos son sospechosos.

Asimismo, Orellana aseguró que no descartan que haya más implicados y que, durante estos seis meses, hasta la próxima audiencia, se buscarán más pruebas que sumen a la investigación en curso.

ANTECEDENTES

Por su parte, el fiscal de materia, Dennys Achá, señaló que el hecho fue denunciado a la policía el 27 de octubre de 2020 por la concubina de la víctima, quien señaló que Ariel salió de su vivienda el 23 de octubre de ese año y desde esa fecha se desconocía su paradero por lo que la investigación se abrió por el delito de trata de personas.

De acuerdo a las investigaciones preliminares, Brayan Q.B. junto a otros dos sujetos, quienes actualmente guardan detención preventiva por el mismo hecho, habrían asesinado a la víctima en una vivienda del municipio de Sacaba el 23 de octubre, después habrían quemado el cuerpo y arrojaron los restos cerca del lugar del hecho. Se presume que Érica Beatriz V.G. habría tenido conocimiento de lo ocurrido, pero no dio parte a las autoridades competentes.