Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 05 de diciembre de 2022
  • Actualizado 12:53

Caso Anakín: A un año del trágico hecho que ya tiene sentenciados

Los presuntos asesinos de Anakín. Cortesía de páginasiete.bo
Los presuntos asesinos de Anakín. Cortesía de páginasiete.bo
Caso Anakín: A un año del trágico hecho que ya tiene sentenciados

Hace un año, el caso de Anakin, el joven estudiante de tercer año de derecho de la Universidad Pública de El Alto, conmocionó al país. Su exenamorada Luz Maya Rubí P.H. y el novio de ella Álvaro Roberto S.P. fueron sentenciados este viernes, con 30 años de cárcel, por ser los autores del hecho. 

Odio, sadismo y una “prueba de amor” rodearon la muerte del universitario. El joven, de 22 años, estaba desaparecido por varios días. Salió de su vivienda indicando que iba a la universidad para rendir un examen y luego planeaba visitar a su exenamorada Luz Maya. Su familia lo buscó con desesperación hasta que su cuerpo fue hallado descuartizado, dentro de bolsas negras y envuelto con cinta masking, en la zona de Bella Vista de El Alto, La Paz.

Anakin y Luz Maya habían terminado su relación, pero aún conversaban y salían juntos, en aquel entonces. La joven estaba de novia de Álvaro Roberto S.P.,. Estudiaban derecho; el último se capacitaba en cocina.

Anakin fue a la casa de Luz Maya, donde también estaba Álvaro. Los tres habrían compartido bebidas alcohólicas hasta que el actual novio de Luz le pidió una “prueba de amor” que consistía en dar muerte a su exenamorado, informó en  aquel entonces la FELCC.

Según la Policía, Anakin fue atacado primero con un arma punzocortante, mientras él intentaba defenderse. Luego lo “mutilaron estando con vida” con una sierra mecánica.

Tiempo después del hecho, Emilio Viscarra, abogado criminólogo que realizó la entrevista y el estudio psicológico a ambos, aseguró que muestran un perfil psicópata y develó que incluso tuvieron relaciones sexuales con el cadáver ahí presente.

Después de un año, en este 2022, el Tribunal Tercero de Sentencia de la ciudad de El Alto determinó condena de 30 años de cárcel para los asesinos.

Los condenados deberán cumplir la condena en los penales de Miraflores y Chonchocoro, respectivamente.