Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 12 de abril de 2021
  • Actualizado 20:41

Caso Alessandra sigue investigándose; cuatro trans denuncian agresión de clientes

Comunidad LTGB exige justicia por la muerte de Alessandra en la plaza 14 de Septiembre. NOÉ PORTUGAL
Comunidad LTGB exige justicia por la muerte de Alessandra en la plaza 14 de Septiembre. NOÉ PORTUGAL
Caso Alessandra sigue investigándose; cuatro trans denuncian agresión de clientes

La Policía continúa investigando el asesinato de Alessandra, la joven transexual hallada sin vida en la habitación 101 de un hostal céntrico en Cochabamba, el sábado. Es el primer transfeminicidio del año, pero no es el único caso de violencia.

Al menos cuatro transexuales, que ofrecen servicios sexuales, denunciaron que fueron agredidas por sus clientes en lo que va del año, informó la representante de la Red de Personas Trans de Bolivia (Red Trebol), Rayza Torriani.

Explicó que las víctimas le contaron, a través de llamadas, que el cliente las contactó y tras encontrarse les decía “yo pensé que eras mujer” y algunos calificativos inapropiados. Además, ponía un arma de fuego y esposas en un mueble para amedrentarlas antes de agredirlas sexualmente, pese a que las mujeres habían decidido no concretar el acuerdo por el trato que estaban recibiendo de ese hombre.

“No sé si esta misma persona es la que ha ido a diferentes lugares solicitando el servicio de compañeras. El trabajo sexual no es indigno sino como se lo realiza porque se da sin políticas públicas que garanticen el cuidado y vigilancia de las personas, sin salud integral ni justicia. Los jóvenes ahora quieren progresar, estudiar y salir profesionales, pero el Gobierno y el Estado nos sigue arrojando a la única condición de vida para sostenernos que es el trabajo sexual cuando debería ser una elección y no una obligación”, señaló Torriani.

CRIMEN

Alessandra llegó de Montero (Santa Cruz) unos cuatro días antes de su muerte. La Policía está buscando al autor del asesinato. Se trataría de un hombre que estuvo en la habitación alrededor de una hora y 20 minutos; en ese tiempo la estranguló con el cable de una plancha de cabello, el viernes.

El cuerpo de la joven sigue en la morgue del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) debido a que los familiares no hubiesen podido realizar los trámites. Torriani dijo que probablemente el colectivo se encargue de su despedida y entierro en Cochabamba.