Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de mayo de 2021
  • Actualizado 16:02

Cae Techo de Paja, prófugo desde 2018, junto con otro narco boliviano en Perú

La tarde de ayer fueron detenidos por la Interpol en el distrito de Miraflores, Jorge Roca Suarez y Herland Montaño Fernández, requeridos por el Departamento de Justicia de EEUU.
Herland Montaño Fernández (i) y Jorge Roca Suarez (d)fueron detenido en Miraflores. EL COMERCIO
Herland Montaño Fernández (i) y Jorge Roca Suarez (d) fueron detenido en Lima. EL COMERCIO
Cae Techo de Paja, prófugo desde 2018, junto con otro narco boliviano en Perú

Jorge Roca Suarez fue proveedor de cocaína en la década de los 80 para el cártel de Medellín, que lideró el colombiano Pablo Escobar. El Departamento de Justicia norteamericano lo vuelve a pedir por el envío de alijos de cocaína.

La tarde de este martes 9 de marzo fueron detenidos en el distrito de Miraflores, el Lima, Perú, los ciudadanos Jorge Roca Suarez y Herland Montaño Fernández, requeridos por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos por conspiración para el narcotráfico internacional.

Los detenidos fueron trasladados a la sede de Interpol ubicado en el distrito de Santiago de Surco, para iniciar el proceso de extradición solicitado por las autoridades norteamericanas.

La detención de Jorge Roca se produjo en la intersección de la calle Shell y el pasaje Los Pinos, en el distrito de Miraflores. No opuso resistencia e intentó evadir la intervención presentando una cédula de identidad falsa a nombre de Jorge Rivero Saavedra. Roca estaba acompañado por Edgar Menacho Copabianco y Nelson Pino Herrera, ambos bolivianos, y el dominicano Daniel Ramírez Candela.

LA ALERTA INTERNACIONAL

Según la notificación roja de Interpol a la que accedió el diario El Comercio, Jorge Roca Suarez, de 69 años, conocido como “Techo de Paja”, nació en el departamento del Beni, en Bolivia. Habría retornado a las actividades ilícitas durante la pandemia, en el año 2020, al coordinar al trasiego de ingentes cantidades de droga que trasladaban desde el Perú hacia Bolivia. La ruta de la ilegal mercancía seguía al Brasil, Venezuela, México y finalmente ingresaba a los Estados Unidos.

Jorge Roca Suarez saltó a la fama en el país altiplánico durante la época de los 80, junto a su tío Roberto Suárez, conocido en Bolivia como el “Rey de la cocaína”. Ambos proveyeron de toneladas de cocaína al cartel de Medellín, liderado por el colombiano Pablo Escobar, muerto en una redada policial en esa ciudad en 1993.

Tras un operativo exitoso en noviembre de 1990, de la agencia antidrogas de los Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) y las fuerzas combinadas bolivianas se logró la detención de Roca Suarez, quien fue extraditado y recluido en prisión durante 28 años.

En el año 2018, las autoridades estadounidenses lo deportaron y retornó al penal de San Pedro, en la ciudad de La Paz, donde empezó a cumplir otra condena de 15 años que le impuso la justicia boliviana por el delito de narcotráfico. Sin embargo, Roca Suárez, a los pocos meses de estar recluido, obtuvo de un juez el beneficio de arresto domiciliario.

Los familiares del sentenciado por narcotráfico, algunas semanas después, informaron que el estado de salud de Jorge Roca se había resquebrajado y que por ese motivo fue internado en una clínica local, de donde escapó el 7 de diciembre de 2018 y nunca más se supo de él.

Sin embargo, los agentes de la DEA le siguieron el rastro y detectaron que había retomado las actividades ilícitas y estaba operando desde el Perú.

Suarez se hospedó junto a otros tres extranjeros hace cuatro días en un hotel de lujo ubicado en el distrito de Miraflores. Los policías de la Dirección Antidrogas y la Interpol le siguieron los pasos y al recibir la alerta internacional procedieron con la detención.

HERLAND MONTAÑO

El otro objetivo de las autoridades estadounidenses es el boliviano Herland Montaño Fernández, quien sería parte de la organización internacional de narcotráfico que operaba desde el Perú.

Montaño, de 36 años, conocido como “Montaño Fernández”, natural del departamento de Cochabamba (Bolivia), sería el responsable de trasladar la droga en avionetas hacia el extranjero.