Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 05 de diciembre de 2020
  • Actualizado 08:22

Brasileño es sentenciado a 10 años de prisión por robo de armamento militar en Pando

El hecho tuvo lugar el año pasado y había otros seis implicados. El condenado estará recluido en el centro penitenciario de El Abra de Cochabamba.
Recinto penitenciario El Abra
Recinto penitenciario El Abra
Brasileño es sentenciado a 10 años de prisión por robo de armamento militar en Pando

El Fiscal Departamental de Pando, Juan Carlos Cuéllar, informó que el Juzgado de Sentencia Primero emitió sentencia condenatoria a 10 años de privación de libertad para Railton Guimaraes Lorentino, de nacionalidad brasileña, por los delitos de lesiones graves y leves, hurto o robo de armamento y munición de uso militar y policial, robo agravado y organización criminal. La pena será cumplida en recinto penitenciario de El Abra de Cochabamba.

“En la audiencia de juicio oral y contradictorio, el Ministerio Público ofreció las pruebas contundentes como declaración de testigos, actas e informes policiales, actas de aprehensión de los imputados y otros que fueron valorados por la autoridad jurisdiccional que dispuso su privación de libertad”, dijo Cuellar.

Según los antecedentes, el 18 de junio de 2019 a horas 22:40, aproximadamente, en el interior de la Capitanía Puerto Menor Bruno Racua Porvenir, siete ciudadanos de nacionalidad brasileña armados entraron de manera violenta al puesto militar e hirieron al personal que se encontraba de guardia logrando reducir a los conscriptos que allí se encontraban.

Posteriormente, los imputados se dirigieron al furrielato donde se encontraban custodiados los armamentos de fuego, luego los asaltantes robaron nueve armas AKT-52-2 con sus cargadores, y dos cargadores adicionales, cinco pistolas de 9 milímetros. cada una con dos cargadores, tres cuchillos bayonetas, una pistola perteneciente a la capitanía de Puerto y cuatro pistolas de dotación individual.

Cuéllar agregó que, de los otros seis involucrados, dos se encuentran en el penal de Chonchocoro cumpliendo su pena, uno ha sido beneficiado con perdón judicial, dos se encuentran rebeldes y uno perdió la vida por problemas de salud.