Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 01 de diciembre de 2020
  • Actualizado 23:36

Llanto, dolor e impotencia despiden a Betsabé

Anoche tuvo lugar el velorio y hoy Betsabé será sepultada enel cementerio de Falsuri, en Quillacollo. Murió a manos del exteniente Adán Boris, quien ya se encuentra encerrado en El Abra por ese feminicidio. 
El cortejo fúnebre va rumbo a Quillacollo, donde Betsabé será sepultada.  DICO SOLIS
El cortejo fúnebre va rumbo a Quillacollo, donde Betsabé será sepultada. DICO SOLIS
Llanto, dolor e impotencia despiden a Betsabé

En medio de mucho llanto y dolor por parte de su familia, Betsabé Mara Alacia fue velada ayer lunes por la noche y hoy es trasladada al cementerio de Falsuri, en Quillacollo. El exteniente de la policía, Adán Boris, ya cumple 30 años de condena por este feminicidio en el centro penitenciario de El Abra. "Ya es una sentencia ejecutoriada y sin derecho a indulto", mencionó el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), coronel Rubén Darío Lobatón.

Llevando ramos de flores, los amigos de Betsa (como la conocían) llegaron anoche hasta su domicilio, donde tuvo lugar el funeral llevado adelante por la familia doliente. Aún no asimilan lo sucedido y la recuerdan como una chica alegre, sociable y buena amiga, que vio cortada su vida a los 24 años.

El cortejo  fúnebre está rumbo a Quillacollo, en este momento.

La mascota de Betsabé, un pequinés albino llamado Mailo, llora todas las noches en la puerta del dormitorio; es que dormían juntos; según le contó Noemí, prima de la joven fallecida, al matutino La Razón.

Por otra parte, la FELCV espera recabar los últimos informes periciales del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), que certifican que la causa de muerte fue un disparo con un arma de fuego. "Ya sabíamos aquello después de la recolección de evidencias. Hoy se nos informará cuánto daño causó el impacto de la bala, que huesos del cráneo fracturó y así culminaremos el trabajo. Tenemos entendido que el Ministerio Público también ya está al tanto del trabajo científico del IDIF que esclareció el hecho", dijo Lobatón.

El condenado había indicado que la víctima "se disparó a sí misma", pero los trabajos forenses desacreditaron esa declaración. El hombre pretendía huir a Brasil, pero le faltó recursos económicos y antes de que pueda conseguirlo fue aprehendido. El exteniente tenía el cabello largo porque antes de ser destinado a la Estación Policial Integral (EPI) 6 era oficial de inteligencia de narcóticos, según cercanos le informaron a OPINIÓN.