Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 23 de enero de 2022
  • Actualizado 22:47

Benjamin Mendy, acusado de siete cargos de violación, pasó las fiestas en una prisión "de máxima seguridad"

Las autoridades británicas autorizaron el cambio por "temor a la seguridad e integridad física" de quien se encuentra procesado desde agosto y está suspendido de su equipo, Manchester City.
Benjamin Mendy, jugador del Manchester City, acusado de siete cargos de violación. Fue suspendido por el equipo y pasó las fiestas en prisión. EFE
Benjamin Mendy, jugador del Manchester City, acusado de siete cargos de violación. Fue suspendido por el equipo y pasó las fiestas en prisión. EFE
Benjamin Mendy, acusado de siete cargos de violación, pasó las fiestas en una prisión "de máxima seguridad"

El jugador francés Benjamin Mendy, campeón mundial en Rusia 2018, pasó las fiestas de Nochebuena, Navidad y Año Nuevo en una prisión de "máxima seguridad" al norte de Manchester. La misma es la "famosa" HMP Prison de dicha ciudad de Inglaterra, comúnmente conocida como Strangeways, de acuerdo con la información divulgada por The Sun.

El futbolista galo se encontraba encarcelado desde septiembre en la prisión de Liverpool y el traslado tuvo lugar el 23 de diciembre pasado por "temor a la seguridad e integridad física" de quien tiene siete cargos de violación en su contra y que está suspendido de su equipo, el Manchester City.

Louis Saha Matturie, el otro acusado de los siete cargos de violación junto a Mendy, también ha sido trasladado junto al jugador 'citizen', refleja el portal Marca de España en su página web.

El cambio ocurrió tan solo un día después de que se presentara un séptimo cargo de violación para el deportista.“Tanto Mendy como Matturie han sido trasladados porque su caso tiene un perfil muy alto. Eso puede conducir a problemas de seguridad y manejo de prisioneros, y se consideró que las condiciones de Categoría A podrían estar mejor equipadas para lidiar con cualquier potencial problema”, señaló una fuente anónima a The Sun.

Otro detalle brindado por el entrevistado "tapado" del mencionado diario inglés es que existe una mayoría de hinchas del Manchester United en el precinto de Strangeways y que, más allá de que los internos están encerrados 22 horas al día, no podrá descansar "ni en su celda". Este es el panorama con que Mendy aguardará el juicio, que tendrá lugar el 24 del mes en curso.