Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 07 de febrero de 2023
  • Actualizado 19:38

Banda criminal: Policía dice que no tiene nada que ver con la muerte de brasileño

Fallece el brasileño que estaba siendo investigado por asesinato y otros delitos. RUBÉN RODRÍGUEZ
El brasileño, implicado en asesinato, que falleció el lunes en el Hospital Viedma. RUBÉN RODRÍGUEZ
Banda criminal: Policía dice que no tiene nada que ver con la muerte de brasileño

Sobre la muerte del brasileño Rodrigo P.B., el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Cochabamba, Ronald Tapia, rechazó que el implicado en el asesinato de un hombre, de nacionalidad chilena, haya sido agredido físicamente por efectivos policiales. Aguarda videos que sustentan su versión. 

Rodrigo P.B., de 35 años, perdió la vida el lunes 21 de febrero en el Hospital Viedma, donde recibía atención en terapia intensiva por Traumatismo Encéfalo Craneano (TEC) grave, insuficiencia renal, falla multiorgánica y choque de tipo neurogénico.

Al respecto, Tapia dijo que el brasileño, imputado por asesinato, portación y tenencia ilícita de armas de fuego y asociación delictuosa, sufrió convulsiones y se golpeó distintas partes del cuerpo. Acotó que los efectivos lo auxiliaron y trasladaron al Hospital Cochabamba, donde fue atendido y dado de alta, pero siguió con convulsiones y volvieron a llevarlo al nosocomio. Se realizó su transferencia al Viedma por su delicado estado de salud.

Tapia dijo que aguarda videos que demuestran esos episodios.

“En ningún momento, él (Rodrigo P.B.) ha sido víctima de maltrato físico, pero si la familia tiene alguna prueba o descargo que lo muestren (...). La Policía esclareció un asesinato y, de ninguna manera, lo hacemos maltratando a las personas sino respetando los derechos humanos. No tenemos nada que esconder”, manifestó. 

Añadió que tienen los informes del encargado de celda y del jefe de seguridad, y la declaración del mismo imputado.

El brasileño cayó, junto con tres chilenos, hace una semana por matar a un chileno y luego enterrarlo en la casa de un expolicía que está ubicada en la localidad de Melga, Sacaba.

La Policía presentó el 16 de febrero a Angelo F.G.A., Adrián A.E.Z. y Oscar F.V.S., chilenos, miembros de la banda criminal. El brasileño fue el único que no fue mostrado porque sufría ataques de epilepsia.