Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de julio de 2020
  • Actualizado 15:55

SE PREVÉ QUE MAÑANA SE LEA LA SENTENCIA

Autor confeso de feminicidio e infanticidio cambia de versión para salir libre; familia de víctimas claman justicia

Edson E. admitió que mató a Alejandra Shaw y al hijo de ella, Óscar, en marzo de 2017. En esa oportunidad, dijo que encontró a su esposa bebiendo con un travesti y que “denigró su honra de varón”, pero ahora sostiene que fue presionado por policías y se declara inocente. 

Procesado por feminicidio e infanticidio acude a juicio oral. Facebook Feminismo Comunitario Antipatriarcal
Procesado por feminicidio e infanticidio acude a juicio oral. Facebook Feminismo Comunitario Antipatriarcal
Autor confeso de feminicidio e infanticidio cambia de versión para salir libre; familia de víctimas claman justicia

La familia Shaw busca justicia desde hace 1.215 días, cuando Alejandra (35) y el hijo de ella, Óscar (8) fueron asesinados, con 10 y 15 puñaladas respectivamente, en Alto Tacagua (La Paz). Edson E.A., autor confeso del doble crimen (feminicidio e infanticidio), era pareja de Alejandra y está con detención preventiva, desde el 21 de marzo de 2017, en el penal de Chonchocoro de esa ciudad.  

Los familiares denuncian que el imputado busca su libertad puesto que ayer cambió de versión durante la audiencia de continuidad del juicio oral, que se prevé concluya mañana con la lectura de la sentencia. Se conoció que el acusado pretendía someterse a un proceso abreviado para que su condena sea menor a los 30 años, pena establecida por los delitos cometidos, pero ayer no fue mencionado. 

Selene Salvatierra, abogada de la víctima, informó a OPINIÓN que la otra parte cambió de versión con el propósito de conseguir una “sentencia absolutoria”, pese a que Edson admitió el doble asesinato en 2017. 

“Él (Edson) es autor confeso porque declaró que los mató a ambos (Alejandra y Óscar), pero ahora dice que ha sido presionado por los policías y que es inocente. Está cambiando su versión, quieren irse al absolutorio y pretenden sacarlo inocente”, lamentó. 

Apuntó que un testigo presencial del hecho prevé declarar mañana antes de la lectura de la sentencia. “Es la más importante porque lo escuchó todo (el día del asesinato). Esperemos que se tome en cuenta”.

Aunque, lamentó que el juez haya rechazado ayer pruebas testificales y que “no quiera llamar a más testigos”. También negó la declaración testifical del papá de Óscar que estaba presente como víctima. 

“Se ha rechazado bastante prueba testifical. Se ha judicializado la prueba documental y el jueves seguirá con la prueba testifical, hay dos personas, y avanzará hasta que se dicte la sentencia”, manifestó Salvatierra. 

DOBLE ASESINATO Los familiares de Alejandra Shaw revelaron que ella denunció a Edson E. al menos siete veces, desde 2013, pero nunca fue aprehendido. La mujer era agredida constantemente por su pareja, pero no encontró protección de las instancias judiciales, denunció su hermana Marcela, de acuerdo con una publicación de este medio de comunicación del 22 de marzo de 2017. 

En 2016, Alejandra fue golpeada hasta quedar inconsciente. La internaron en un hospital y presentó denuncia contra su agresor, pero no recibió la ayuda pertinente, de acuerdo con los familiares. 

El 4 de marzo de 2017, Edson E. golpeó brutalmente a su esposa y luego la apuñaló 10 veces hasta matarla. Óscar, el hijo de una primera relación de ella, gritó pidiendo auxilio para su madre a los vecinos de Alto Tacagua, pero nadie los socorrió. El niño salió en defensa de su mamá y el hombre lo golpeó destrozándole el cráneo y apuñalándolo 15 veces. 

El acusado envolvió los cadáveres en frazadas y huyó con el hijo de dos años que había procreado con Alejandra. Lo llevó a Oruro para entregarlo a su progenitora y él volvió a El Alto, donde fue capturado el 19 de marzo, en un local. 

El hombre confesó ser el autor de los crímenes y argumentó que reaccionó de esa manera porque sorprendió a Alejandra consumiendo bebidas alcohólicas con un travesti y que eso habría “denigrado su honra de varón”. Sin embargo, ahora cambió de versión y busca su libertad.

En tanto, los familiares de las víctimas claman justicia y piden una sentencia de 30 años.