Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de noviembre de 2022
  • Actualizado 14:51

A tres años de las muertes en Huayllani, hay 16 procesados y ningún condenado

Por el caso, tres militares se encuentran con detención preventiva. Víctimas exigen celeridad en el proceso para identificar a los autores materiales e intelectuales.

Cocaleros y uniformados en los conflictos suscitados en el puente de Huayllani, el 15 de noviembre de 2019. DICO SOLÍS
Cocaleros y uniformados en los conflictos suscitados en el puente de Huayllani, el 15 de noviembre de 2019. DICO SOLÍS
A tres años de las muertes en Huayllani, hay 16 procesados y ningún condenado

Con 16 procesados, entre policías y militares, pero sin ninguna sentencia, se cumple hoy tres años de los hechos luctuosos en Huayllani, Sacaba, Cochabamba.

Muertos, viudas, huérfanos, heridos, detenidos y familias destruidas son la consecuencia de la violencia desatada el 15 de noviembre de 2019 en el puente de Huayllani, a la altura del kilómetro 10 de la avenida Villazón. Las víctimas mortales sumaron 12 y los heridos más de 125.

Omar Calle Siles, Plácido Rojas Delgadillo, Lucas Sánchez Valencia, Armando Caraballo Escobar, César Sipe Mérida, Emilio Colque León, Roberto Sejas Escobar y Juan López Apaza llegaron sin vida la noche del 15 de noviembre de 2019 al Hospital México de Sacaba. Marcos Vargas Martínez falleció al día siguiente, el 16 de noviembre, y Julio Pinto, quien luchó siete meses con una bala alojada en el cráneo, murió el 11 de junio de 2020.

Según la Organización “Héroes de la Democracia” son 12 los muertos. Roger Gonzáles y otro hombre más fallecieron el 11 y 29 de noviembre del 2019. Uno de ellos habría recibido un disparo desde un helicóptero. Sin embargo, el Ministerio Público contempla 10 decesos en el proceso.

En Huayllani, las familias de las víctimas construyeron una capilla con 12 apachetas. Sus fotografías llaman la atención de los visitantes y, debajo de ellas, hay flores de distintas variedades. Este lugar reúne hoy a dolientes, heridos, dirigentes y autoridades.

María Javier, representante de las víctimas de Huayllani, señaló que el acto central comenzará a las 15:00. “Vamos a recordar la masacre que hemos vivido como organizaciones sociales. Todo esto en memoria de los hermanos que hemos perdido durante el gobierno de facto de Jeanine Áñez”, dijo. 

Cuestionó la retardación en el proceso ya que a tres años del suceso “no hay un autor intelectual ni material que tenga sentencia”. 

La convulsión en Bolivia inició luego de las elecciones de octubre de 2019, con las denuncias de fraude y el pedido de renuncia de Evo Morales a la Presidencia, que se dio luego y la situación se agudizó. Los productores de coca del Trópico, militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS), intentaron ingresar a la ciudad, pero se encontraron con un fuerte contingente policial y militar ubicado en el puente de Huayllani que evitó su paso. La jornada más violenta, 15 de noviembre, dejó luto. 

PROCESADOS

Por las muertes en Huayllani, hay 16 imputados, de los cuales solo tres se encuentran con detención preventiva, informó el abogado Marco Antonio Gómez, que atiende el caso Huayllani.

Las personas que guardan detención preventiva son militares. Se trata de Fuad Genaro R.E., Pablo Arturo G.C. e Iván Patricio I. La situación jurídica del primero se revisará el 7 de abril de 2023, mientras que de los dos últimos estaba programada para el 9 de noviembre, pero se suspendió, informó el jurista.

Son investigados por los presuntos delitos de asesinato y genocidio. 

Los abogados de los imputados denunciaron durante las audiencias que los derechos de sus clientes están siendo vulnerados.

Sobre el caso, la representante de las víctimas, María Javier, pidió celeridad. Lamentó que no exista una acusación formal con miras a juicio y exigió que se designen fiscales especializados en la investigación de este tipo de hechos. “Con la última detención preventiva, el proceso se estaría ampliado unos seis meses más, eso quiere decir que concluiría a finales de marzo o principios de abril de 2023 (…). Ya debíamos haber empezado el juicio oral”.