Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 03 de agosto de 2021
  • Actualizado 17:10

Alessandra fue despedida por sus amistades; su familia no la reclamó

Colectivos piden justicia para la joven transexual hallada muerta en un hostal de Cochabamba. Su tío dijo estar “molesto con él porque decidió ser eso” y que no harían el traslado a Santa Cruz.

Compañeras de Alessandra, la joven transexual asesinada, la acompañan a su última morada en Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Compañeras de Alessandra, la joven transexual asesinada, la acompañan a su última morada en Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Alessandra fue despedida por sus amistades; su familia no la reclamó

El ataúd de Alessandra fue cubierto con la bandera que representa a la comunidad Trans, a la que ella pertenecía y donde encontró una verdadera familia. Sus amigas pusieron sus prendas de vestir cerca del féretro rodeado de arreglos florales, en el coche fúnebre. El vehículo partió hacia el cementerio General de Cochabamba, desde el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) donde se realizó la autopsia al cuerpo de la joven asesinada en la habitación 101 de un hostal céntrico de la ciudad.

Alessandra, mujer transexual, fue despedida este miércoles por sus amistades y miembros de la comunidad de personas Lesbianas, Trans, Gais y Bisexuales (LTGB). Su familia, a seis días de su muerte, no reclamó su cuerpo y demostraron que ejercían discriminación sobre ella por ser trans, como sucede con muchas jóvenes que abandonan o son desalojadas de sus hogares por prejuicios de sus padres, hermanos, tíos u otros parientes.

“El tío, en una llamada telefónica, fue claro al decirme que la familia había decidido no llevarla hasta Santa Cruz porque está molesto con él y que fue él el que decidió ‘ser eso’, así me lo dice el familiar. Es un hecho lamentable porque viendo la situación de su sobrina prácticamente la desaloja del seno familiar y le niega una cristiana sepultura, pero como institución no podíamos mirar de palco y hemos hecho las gestiones para darle el último adiós”, señaló la representante de la Red de Personas Trans de Bolivia (Red Trebol), Rayza Torriani, que junto con la Mesa de Trabajo Nacional (MTN) y colectivos acompañaron a la joven hasta su última morada.

Inicialmente, el tío dijo que contrató un abogado que se haría cargo de los trámites para que Alessandra sea trasladada a Montero (Santa Cruz), ciudad donde vivía con su familia. Luego, dejó de contestar las llamadas y finalmente dio a conocer que no harían nada para reclamar el cuerpo de la joven, de 19 años, asesinada el viernes.

Torriani dijo que Alessandra era una chica que anhelaba salir adelante. Ella llegó a Cochabamba cuatro días antes de su muerte para ganar algo de dinero y enviar a su familia. Creció con sus abuelos debido a que su madre tiene discapacidad.

EL CRIMEN

La víctima fue estrangulada con el cable de una plancha de cabello. Su asesino estuvo en su habitación alrededor de una hora y 20 minutos; en ese tiempo le quitó la vida y la dejó cubierta con unas sábanas.

El principal sospechoso no presentó su carnet u otro documento de identificación para ingresar al hostal; solo dejó datos falsos en un papel.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) ha revisado cámaras de vigilancia y realizado otros actuados para dar con el autor del crimen.

Los colectivos piden justicia por la muerte de Alessandra y que su asesino sea sentenciado a 30 años de presidio.