Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 04 de diciembre de 2021
  • Actualizado 07:40

Alerta por robos en puente Antezana; piden precaución

La semana pasada, personal de la Policía realizó un operativo de control en inmediaciones de esta zona que es frecuentada por inhaladores de clefa y personas en situación de calle que viven debajo del puente. 
 
Una vista del puente Antezana. ARCHIVO
Una vista del puente Antezana. ARCHIVO
Alerta por robos en puente Antezana; piden precaución

En las redes sociales hay alertas por robos en inmediaciones del puente Antezana, principalmente a usuarios de vehículos y conductores, en la noche. Piden precaución y que la Policía pueda hacer el patrullaje respectivo en este lugar.

La internauta identificada como Belén A. dio a conocer su experiencia. Contó que al promediar las 19:35, cuando iba a la avenida América en un taxi trufi, dos jóvenes hicieron parar el transporte en el puente Antezana y uno de ellos abrió la puerta para mirar por dentro.

“Eran altos y musculosos. Uno tomó la excusa de que no había espacio, pero en realidad había dos asientos libres, pero solo era para distraer al conductor y a nosotros. Procedió a jalarle la cartera a uno de los pasajeros, pero no lo logró y realmente si alguien hubiera estado con celular, se lo hubieran quitado”, contó.

Continuó con la explicación y se mostró alarmada porque en vez de escaparse, ambos se quedaron parados en el lugar y mirándolos. 

“Quedamos en shock. Tengan cuidado, la inseguridad está fuerte”, finalizó.

David J., que trabaja como taxista, confirmó esta versión.

“Uno me hizo parar en medio del puente como si estuviera apurado, pero lo noté medio sospechoso. Me pidió una tarifa para ir a Tiquipaya y miraba en el interior de mi auto. Mucho cuidado a los pasajeros y los taxistas que usan su celular como herramienta de trabajo, más seguro que quería robarme”, relató. 

La semana pasada, personal de la Policía realizó un operativo de control en inmediaciones de esta zona que es frecuentada por inhaladores de clefa y personas en situación de calle que viven debajo del puente. 

En ese momento se detectó la venta de sustancias controladas, por lo que se presume que la zona se vuelve insegura.