Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 24 de junio de 2021
  • Actualizado 18:03

‘No agarró el freno; el chofer paró antes y siguió, pese a las fallas’

Los heridos refieren que el conductor revisó el bus, pero continuó el viaje hasta que cayeron unos 100 metros.

El bus de Trans Carrasco que se embarrancó en la zona del Cañadón. NOÉ PORTUGAL
El bus de Trans Carrasco que se embarrancó en la zona del Cañadón. NOÉ PORTUGAL
‘No agarró el freno; el chofer paró antes y siguió, pese a las fallas’

Exceso de velocidad, imprudencia y probablemente una falla en los frenos del bus Trans Carrasco podrían ser las causas que provocaron la madrugada del martes una nueva tragedia en el kilómetro 72 de la carretera Cochabamba – Santa Cruz, donde el motorizado se embarrancó unos 100 metros dejando 21 fallecidos y unos 29 heridos.

“Al parecer no agarró el freno, pero presumo que el chofer sabía porque poco antes hizo una parada y ahí seguramente se fijó, pero confiado siguió el viaje hasta que no pudo controlarlo y nos embarrancamos”, contó uno de los heridos, quien prefirió mantener su identidad en reserva.

ALARMA

Luego de casi dos horas de viaje, el primer signo de alarma fue la parada que hizo el conductor. El testimonio del herido coincide con el de otras personas que estaban en ese bus y que hoy están recuperándose.

Erwin Tumiri Choque, el sobreviviente que en 2016 cayó junto con el avión Lamia en Colombia, también estuvo en el accidente ocurrido en la zona del Cañadón, dijo que notó cuando el bus paró y pensó que ya habían llegado a la Tranca. Se asomó a la ventana y solo vio al conductor, pero supuso que bajó a orinar.

Sin embargo, el conductor aparentemente descendió para revisar algunas fallas en el motorizado. Volvió a subir y siguió la ruta hasta que los pasajeros notaron que iba a mucha velocidad y cuando le pidieron que pare se percataron que no respondía el freno.

“Estaba medio dormido y de repente escuché a la gente gritando. Sentí la velocidad como estaba en la ventana y me dije ´se va a dar’. Me agarré del asiento y no podía pensar en nada más que agarrarme y apoyarme al asiento como si estuviese encajonado para que no me haga mover de uno u otro lado cuando impactáramos”.

TESTIMONIOS

Carmelo Apaza, padre de otro herido, señaló que supo que su hijo estaba en ese bus que se embarrancó cerca de las 11:00 de este martes. “Me enteré por los medios de comunicación, mi hijo no pudo llamarme porque estaba inconsciente, pero gracias a Dios está recuperándose”.

Señaló que su hijo se golpeó la cabeza cuando el bus cayó. Además, siente dolores a la altura de los pulmones y no podía mover su pierna izquierda presuntamente por un golpe fuerte o una fractura.

El hombre, mientras aguardaba el diagnóstico de su hijo este martes, señaló que le contaron otros familiares y heridos que el bus presentó fallas antes de embarrancarse. “Según me han contado, la flota estaba mal y por eso paró en la cumbre, pero continuó el viaje no sé si por capricho, negligencia o qué pasó con el chofer que no midió las consecuencias. Gracias a Dios mi hijo está consciente y estoy esperando su historial médico para saber qué es lo que tiene”.

Relató que su hijo, de 40 años, viajó para recoger algunas pertenencias de un cuarto que alquilaba en un municipio del Trópico.

“Mi nuera que es maestra ganó una compulsa y la destinaron a un colegio de Cercado. Entonces, mi hijo Mauro viajó solo para recoger sus cositas porque ellos vivían en un cuartito alquilado. Estaba yendo solo con su maletita donde tenía sus documentos e iba a volver rápido”, contó.

Noemí Vásquez, esposa de Eloy L., quien también se encuentra internado en la clínica Arévalo, contó que su cónyuge le llamó cerca de la 01:30 y le pidió que fuera a recogerlo. Más tarde, desde otro teléfono se volvió a comunicar para decirle que estaba siendo trasladado en una ambulancia a Colomi, pero luego lo llevaron hasta Sacaba.

“Lo estuve esperando desde las 02:00 y llegó, con dos heridos más, en una ambulancia. Le sacaron unas radiografías de la cabeza y tiene dolor en la cadera, espalda y su brazo, pero está estable”, señaló.

Dijo que su esposo, que se dedica a la construcción, estaba yendo a trabajar a Ivirgarzama. Él estuvo, el fin de semana, con su pareja y sus tres hijitos en su vivienda ubicada en Villa México, al sur de la ciudad de Cochabamba, y regresaba a su fuente laboral.

Los familiares de las víctimas piden que se esclarezca el caso. Algunos sostienen que el chofer se encontraba bajo efectos del alcohol, pero ese aspecto y otros se conocerán en las próximas horas.

INVESTIGACIÓN

El director regional de Tránsito Sacaba, Yurgens Corrales, señaló que la tarea principal fue el rescate de los fallecidos y heridos. Añadió que sigue la investigación para determinar las causas del hecho de tránsito.

“Vamos a sacar el bus del barranco y se hará el peritaje para establecer las causas del accidente”, manifestó.

Recomendó a los conductores cumplir la norma que establece la velocidad permitida. Asimismo, pidió a los pasajeros su cooperación para evitar accidentes.  

F3-ACCIDENET-PORTUGALF1-ACCIDENET-PORTUGAL (2)F5-ACCIDENET-PORTUGAL