Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 19 de septiembre de 2021
  • Actualizado 16:42

Acusados de desmembrar a Mayerli son enviados a Chonchocoro y San Pedro

Para la Fiscalía, Matusalén y Roberto son autores del feminicidio. El primero cayó preso antes por asesinar a una menor, pero volvió a matar a solo nueve meses de dejar la prisión.
Matusalén M.L., principal sindicado del feminicidio de Mayerli. MINISTERIO DE GOBIERNO
Matusalén M.L., principal sindicado del feminicidio de Mayerli. MINISTERIO DE GOBIERNO
Acusados de desmembrar a Mayerli son enviados a Chonchocoro y San Pedro

Matusalén M.L. y Roberto H.Q., acusados de asesinar y desmembrar a la joven Mayerli en Alto Inca Llojeta, fueron enviados preventivamente a las cárceles de Chonchocoro y San Pedro, respectivamente, en La Paz.

Para la Fiscalía, ambos serían autores del feminicidio. “Matusalén habría procedido a filmar y Roberto sería quien procedió al desmembramiento”, manifestó la fiscal Dubravka Jordán.

Matusalén, quien cayó preso antes por matar a una niña, es el exenamorado de la víctima, de 18 años, que salió el domingo de su domicilio indicando que iba a buscar a su padre por un tema de asistencia familiar. El lunes, su cuerpo desmembrado fue encontrado por una adolescente que buscaba a su mascota en el bosquecillo de Alto Inca Llojeta.

El martes, la joven asesinada, con discapacidad intelectual leve, fue identificada por su progenitora. Ese mismo día, Matusalén y Roberto fueron aprehendidos en horas de la tarde como sospechosos del crimen. Según las investigaciones, el segundo habría estado sosteniendo una relación sentimental recientemente con la víctima y chateaba con ella usando una identidad falsa.

Los familiares de Roberto aseguran que él estuvo el domingo, cuando hubieran ocurrido los hechos, en su vivienda. Por ello, alegan su inocencia y piden que se investigue. La Fiscalía halló contradicciones en la declaración del imputado que fue mencionado por Matusalén, quien señaló que “no cometió solo el crimen”.

Un juez dictó la medida preventiva, por seis meses, para los dos imputados por seis meses. En ese tiempo, los investigadores colectaran todas las evidencias y pruebas con miras al juicio oral donde se dictaría la sentencia. El delito de feminicidio se sanciona con presidio de 30 años, sin derecho a indulto, según el artículo 252 bis del Código Penal. 

INVESTIGACIÓN

La Policía dio a conocer que Matusalén, de 22 años, grabó la muerte de Mayerli. “En las imágenes (halladas en el celular) se puede evidenciar que estaba ahorcando a la víctima en uno de los árboles de este bosquecillo que se encuentra en La Paz”, dijo el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, a tiempo de presentar al principal autor.

El comandante de la Policía Boliviana, Jhonny Aguilera, dijo que Matusalén asfixió a la víctima hasta quitarle la vida y luego realizó los cortes al cuerpo. Acotó que el asesino usó el teléfono de la víctima haciéndose pasar por ella para comunicarse con su madre y evitar que reporte su desaparición.

La Fiscalía y Policía investigan el feminicidio. En esa etapa, prevén develar cuál fue la participación de cada uno de los implicados en el crimen.