Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 30 de octubre de 2020
  • Actualizado 00:43

FAMILIARES DE LA VÍCTIMA EXPRESAN SU PREOCUPACIÓN

Acusado del feminicidio de Sirley presuntamente manipula pruebas para salir de prisión

Hace unos meses, la Policía descubrió en un operativo al presunto feminicida Rodrigo V.R. con un celular en El Abra. En el teléfono hallaron conversaciones que develan los peligrosos nexos.
Fotografía ilustrativa de un feminicidio. Pixabay
Fotografía ilustrativa de un feminicidio. Pixabay
Acusado del feminicidio de Sirley presuntamente manipula pruebas para salir de prisión

Familiares de Sirley Nila García, la mujer asesinada y arrojada dentro de un turril en un túnel de Paracti, en el Trópico de Cochabamba, denunciaron que, este jueves 27 de agosto, Rodrigo V.R., expareja de la víctima, intentará salir en libertad en una audiencia de cesación de la detención preventiva prevista a las 13:00.

Los parientes de Sirley están convencidos de que el presunto feminicida está vinculado a una mafia que opera alterando pruebas para sacar a criminales de las cárceles; según relata la fundación Voces Libres en una nota publicada en su página de Facebook.

Hace unos meses, la Policía descubrió en un operativo al presunto feminicida Rodrigo V.R. con un celular dentro de la cárcel El Abra. En el teléfono hallaron conversaciones que develan los peligrosos nexos del imputado con delincuentes prontuariados, con una psicóloga que no solo le ofrecía cambiar su diagnóstico inicial, que había salido muy negativo, sino que le enseñaba cómo hacerlo, qué responder, cómo dibujar, hacia dónde mirar y otros consejos para manipular las pruebas psicológicas.

Esto ocurrió poco antes de que la psicóloga del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) haya ido a la cárcel a tomarle otra prueba, por lo que el Observatorio de Justicia de Voces Libres pedirá la exclusión probatoria de esta pericia por estar contaminada y manipulada.

"En el celular de Rodrigo también hay charlas con abogados que ofrecen delinquir para sacarlo en libertad", informó Mercedes Cortez, abogada de la Fundación.

La víctima, Sirley Nila García, tenía 38 años, vivía sola en un departamento de Cochabamba y  ganaba la vida vendiendo uniformes e implementos policiales. Ella mantuvo una relación íntima esporádica con Rodrigo V.R., de 27 años. 

El 1 de noviembre del año pasado, cuando se enteró de que él tenía un noviazgo de tres años con Pamela R.M., de 28, le escribió a ella para decirle que estaba embarazada. Pamela declaró que Rodrigo le juró que lo del embarazo era una mentira y que Sirley pagaría por ello.

El 7 de noviembre de 2019, Sirley y Rodrigo tenían que verse para verificar el embarazo con un examen de laboratorio. Desde entonces, la mujer desapareció. El 16 de noviembre, su cadáver fue hallado dentro de un turril de plástico en Paracti.

El único sospechoso se había quedado con el celular de Sirley y fingió ser ella cuando una comerciante le escribió para ofrecerle pagarle una deuda de 10.000 bolivianos. 

En el momento del pago, Rodrigo fue capturado por la Policía en posesión del celular de Sirley y fue enviado al penal El Abra, con detención preventiva, por seis meses, gracias a la Ley 1173 de Abreviación Procesal Penal. 

Leny, la hermana de Sirley, relató que, desde el penal, Rodrigo V.R. se contactó con su exenamorada Pamela R.M. para reclamarle porqué ella declaró ante la Fiscalía que él era un hombre muy violento. Los abogados de Pamela informaron a la Fiscalía de este asedio y de la posibilidad de que Rodrigo tuviera celular dentro del penal. 

Con orden fiscal, los policías allanaron la celda del imputado y secuestraron un teléfono celular en el que descubrieron varias conversaciones que develan un comportamiento delincuencial.

En primera instancia, existen audios de charlas entre Rodrigo V.R. y el expolicía Diego Céspedes (que ya tiene una sentencia condenatoria) y que fue parte del bufete del abogado investigado Jhasmany T.L; de acuerdo con la información que proporcionó la fundación.

En esos audios, Rodrigo comenta que el investigador policial de su caso opinó que Céspedes y Adolfo Paniagua (el abogado de Rodrigo) “son malos”. El expolicía le respondió: “Somos buenos porque ganamos todos los casos. Cuando te saquemos, vamos a ir a su casa y le vamos a demostrar. Lo haremos cuadrar a ese Carpio”. 

La familia de Sirley pedirá la ampliación de la investigación contra los abogados de Rodrigo porque “ellos mismos hablan de desprecintar una habitación, de destruir pruebas, hablan muy mal contra nuestro abogado y se jactan de haber sacado libres a otros feminicidas como Ever Rodríguez y el "Choko" Burguer, que no sé si será verdad. Eso está en los extractos de conversaciones”, denunció la hermana de la víctima de feminicidio.

En otra conversación, el imputado le informó al abogado que hay pruebas que están en su casa y que deben desaparecer. Le confiesa que tiene la billetera y la carcasa del celular de Sirley, pero que la habitación está precintada y que hay que entrar antes de que la requisen. 

Rodrigo le pidió a su hermana Aydé que ingrese a la habitación y saque todas las pruebas. Ella le respondió, después, que ya lo hizo y conversaron sobre cómo eliminarlas. Por ello, Aydé ya fue imputada por el delito de encubrimiento.

En otra charla con Neyva, su nueva enamorada, Rodrigo le contó que su ex pareja, Pamela, ha estado declarando contra él. Neyva le dijo que ella conoce a "El Chamarras", un delincuente prontuariado que está entre los 12 más buscados de Cochabamba. “Ya he hablado con El Chamarras y él dice que hay que callar a esta mujer (Pamela). Se puede entrar a su casa para tranquilizarla”.

“Otra cosa que nos precupa mucho y estamos denunciando es que parece que hay una mafia metida en todo esto. En el celular de Rodrigo hallaron otra conversación con su hermana Aydé. Ella le comentó que la psicóloga le envió un mensaje y se lo reenvió. Dice: “Díganle a Rodrigo que iré a la cárcel para hacerle de nuevo el test porque los primeros resultados han salido muy negativos. Estoy buscando una persona con la que salga bien”. 

“No sabemos si la que dice eso es una psicóloga particular o una perito, pero ya está en investigación. Lo grave es que ofrezcan cambiar resultados de un diagnóstico psicológico. Eso ya es fraude, ya es una mafia”. 

Leny, la hermana de Sirley García, pidió garantías para ella, su familia, para los testigos, los peritos y para sus abogados pues, al parecer, la otra parte está dispuesta a recurrir a la intimidación, a las amenazas y al delito para liberar de culpa a un peligroso feminicida. 

La hermana y la nueva novia de Rodrigo, Aydé y Neyva, respectivamente, ya fueron imputadas por delinquir manipulando pruebas. La abogada del Observatorio de Justicia de la Fundación Voces Libres Mercedes Cortez dijo que el lunes 25 de agosto, tenían una audiencia online de modificación de las medidas cautelares, para acreditar nuevos riesgos procesales o “sumar candados” a la detención preventiva del imputado. Sin embargo, Rodrigo V.E. no se presentó argumentando un problema de conexión de internet, pero la familia de Sirley cree que no asistió porque quiere que primero se lleve adelante su audiencia de cesación de la detención preventiva.

Planteó una acción de libertad que fue rechazada dos días atrás. Las dos audiencias, la de modificación de las medidas cautelares y la de cesación de la detención preventiva, se llevarán a cabo este jueves 27 de agosto. La primera se realizará a las 10:00 de la mañana y la segunda a las 13:00 horas.