Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de abril de 2020
  • Actualizado 10:36

CASO DE ZELMAH CASTRO

Acusado de feminicidio sale de la cárcel para trabajar en las FF.AA.

El militar estuvo detenido por más de un año. El juicio oral está fijado para fin de mes. El uniformado fue destinado a Villa Tunari, mismo lugar donde ocurrió el crimen en 2018.
Víctor Alberto C. durante la audiencia de cesación, ayer.
Víctor Alberto C. durante la audiencia de cesación, ayer.
Acusado de feminicidio sale de la cárcel para trabajar en las FF.AA.

Tras pasar un año y tres meses detenido en la carceleta de Arani, el militar acusado de la muerte de Zulmah Vargas, feminicidio ocurrido en 2018, logró la detención domiciliaria, la cual debe cumplirse en un cuartel militar en el Trópico de Cochabamba, mientras ejerce sus funciones.

El capitán, Víctor Alberto C., fue destinado por el Ejército a Villa Tunari, mismo lugar en el que Zulmah encontró la muerte.

La defensa apeló la detención preventiva a la Sala Penal 1 alegando que regimiento es el nuevo domicilio del uniformado, además de su fuente laboral, donde permanecerá hasta fin de año sin custodios a la espera del juicio oral, el cual se prevé que inicie el 27 de este mes.

ZULMAH Zulmah Vargas, una tarijeña de 29 años, era parte del equipo de avanzada del expresidente, Evo Morales. El día del deceso, el 20 de octubre de 2018,  viajó con Víctor Alberto C, quien era parte de la seguridad del exmandatario a Villa Tunari para un acto presidencial.

Pasada la ceremonia la mujer, su jefa y otra funcionaria de la avanzada presidencial fueron a una discoteca. Víctor Alberto C., un teniente y un chofer las alcanzaron allí, y bailaron hasta las 3:30 de la madrugada. Luego compartieron bebidas y oyeron música dentro de un vehículo estacionado frente al hotel en que se hospedaban, hasta que amaneció

Hacía calor y, ante una propuesta del capitán de ir al río para refrescarse, solo Zulmah aceptó. Los demás prefirieron irse a descansar. Horas después, la tarijeña fue hallada muerta, flotando en la superficie del río San Mateo, a 15 kilómetros.

 Según la autopsia, la víctima recibió un golpe en la cabeza que la mató y luego fue a parar al río. El militar dio cuatro versiones distintas del hecho en sus declaraciones ante el Ministerio Público.

El abogado del acusado, Gilmer Muñoz, aseguró que demostrarán la inocencia de su cliente y adelantó que la Fiscalía forzó varias pruebas durante la investigación para culpar al militar.

“Mi cliente tiene domicilio, trabajo, no hay riesgo de fuga. Él va demostrar su inocencia”, alegó.

Víctor Alberto C. tiene además arraigo, debe pagar una fianza y firmar un libro de asistencia en el Ministerio Público. Por su parte, la representante del Servicio Plurinacional de Asistencia a la Víctima (Sepdavi), Lucy Mejía, dijo que harán seguimiento de la detención domiciliaria.

Datos Durante la investigación, los padres de Zulmah denunciaron la desaparición de varias evidencias que podían esclarecer el caso.