Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 07 de diciembre de 2022
  • Actualizado 18:11

Tras 7 años, Mayra aparece en Argentina: su captor la encerró, embarazó y explotó sexualmente

La víctima, raptada a los 15 años, también era obligada a trabajar en un taller textil clandestino. Sus hermanas piden ayuda a las autoridades para que su reencuentro sea pronto.
Orlando C.P. es capturado por la Policía Federal de Argentina. POLICÍA DE ARGENTINA
Orlando C.P. es capturado por la Policía Federal de Argentina. POLICÍA DE ARGENTINA
Tras 7 años, Mayra aparece en Argentina: su captor la encerró, embarazó y explotó sexualmente

Mayra Andrea Ch.A. se reencontrará con sus hermanas después de siete años, pero su captor le quitó la oportunidad de volver a abrazar a su madre Celia, quien falleció hace unos años y, en su último suspiro, pidió a sus hijas que continuaran con la búsqueda.

Tenía 15 años cuando su cuñado Orlando C.P. la llevó con engaños a Argentina, pero la encerró y explotó laboral y sexualmente.

La última vez que Celia la vio fue el 18 de junio de 2015. Ella se despidió y se dirigió a su establecimiento educativo en La Paz, pero al volver a su hogar habría sido interceptada por su cuñado, quien fue detenido el 15 de noviembre por la Policía Federal de Argentina.

Celia la buscó por todas partes. La mujer, adulta mayor, tenía diabetes, presión alta y otras patologías que sumadas a su angustia acabaron con ella. Lo último que les dijo a sus hijas fue que siguieran con la búsqueda de Mayra.

“Mayra, estamos contigo, no hemos dejado de buscarte, como la mamá nos encomendó. La mamá ha muerto pensando en ti (…). Mamita (Celia), hemos encontrado a tu hijita menor. Por fin, mamita”, dijo una de las hermanas, que espera pronto reencontrarse con Mayra, quien está hospitalizada en Argentina.

TODO POR ESCAPAR

La víctima, que ya tiene 22 años, ingirió varios medicamentos para ser trasladada a un hospital y, de alguna manera, escapar de su captor. Mayra pidió auxilio al personal médico y el caso fue puesto a conocimiento de la Policía. 

Según las autoridades policiales de Bolivia, la víctima habría sido encerrada. Su captor la agredía sexualmente y, producto de los vejámenes, Mayra es madre. También la obligaba a trabajar en un taller textil clandestino. Ella no recibía remuneración económica.

Sus hermanas piden a las autoridades que las apoyen para que el reencuentro con Mayra sea pronto. También exigen que Orlando C.P. sea extraditado y juzgado en Bolivia por secuestro y violación.