Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 20 de enero de 2021
  • Actualizado 10:47

INCUMPLIMIENTO DE DEBERES

3 funcionarias procesadas por caso del niño Ismael

La Alcaldía de Quillacollo inició un proceso penal y administrativo. El menor conmovió a Cochabamba por las agresiones sufridas.
Las marcas de las torturas en el cuerpo de Ismael. ARCHIVO
Las marcas de las torturas en el cuerpo de Ismael. ARCHIVO
3 funcionarias procesadas por caso del niño Ismael

Dos exfuncionarias y una funcionaria de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Quillacollo  son procesadas por la vía penal y administrativa por el caso del niño flagelado, Ismael, de nueve años.

El director de Desarrollo Humano, Marco Prado, dijo que estas tres personas son procesadas por el presunto delito de incumplimiento de deberes.

Dos de las funcionarias fueron retiradas de sus cargos debido a que sus contratos terminaron y la tercera sigue en funciones. Se desempeñaban como trabajadoras sociales y psicológa.

El fiscal del caso, Constantino Coca precisó que estas funcionarias que estaban a cargo de hacer un seguimiento de la situación del menor, en tres años solo elaboraron un informe, cuando se debía realizar una visita cada dos semanas a su vivienda para comprobar las condiciones en las que habitaba junto a sus tías. “Si estas personas hubiesen cumplido con sus funciones, este niño no hubiese vivido el calvario que tuvo que soportar por tantos años”, afirmó.

El fiscal no descarta que la investigación se amplíe a una cuarta funcionaria que se desempeñaba como abogada de la Defensoría de Quillacollo.  

Las acusadas prestaron sus declaraciones informativas ante la Fiscalía esta semana y se aguarda la imputación correspondiente por el Ministerio Público.

INTERVENCIÓN El 10 de julio, luego de conocerse el caso de Ismael, el alcalde de entonces, Antonio Montaño, ordenó la intervención de las oficinas de la Defensoría con el objetivo de encontrar posibles casos de negligencia procesal  además  dar con los funcionarios responsables por el descuido de este caso. 

En un principio se dio a conocer que se investigaría a 10 funcionarios, sin embargo, el proceso solo alcanzó a tres.

La titular de la Dirección de Igualdad de Oportunidades (DIO) de la Alcaldía de Quillacollo, María Mercedes Mancilla, señaló que la intervención realizada a las oficinas de la Defensoría arrojó que no existen otros casos con retraso o negligencia de los funcionarios  y que toda denuncia que ingresa a esta dependencia es atendida con prioridad.

ISMAEL  El 2 de julio de este año, la Defensoría de la Niñez y Adolescencia dio a conocer el caso de Ismael, un niño que fue abandonado  por su madre y padrastro quien lo violó en reiteradas oportunidades. 

El infante pasó al cuidado de sus tías, hermanas de su madre.

En su nuevo hogar fue víctima de atroces maltratos físicos y psicológicos que le dejaron varias secuelas. El menor fue encontrado por personal policial en la zona de Sapenco ya que pasaba las noches en la calle. Luego, fue derivado a un hogar de acogida denominado Lluvia de Ángeles en el municipio de Quillacollo.

Mancilla, informó que si bien la recuperación del menor en la casa de acogida es favorable, presenta un comportamiento que no es acorde a su edad, por ello, se analiza la posibilidad de trasladarlo a otro centro de acogida especializado en la atención de víctimas de abuso sexual.

En cuanto a la salud física de la víctima, Mancilla refirió que las heridas están curadas, pero las marcas de las torturas recibidas aun son visibles en su cuerpo. Estando al cuidado de las tías, Ismael recibía choques eléctricos en las manos, laceraciones en el cuerpo, era golpeado constantemente, incluso se lo sumergía en un balde con agua y era obligado a comer sus alimentos mezclados con llajwa.

Ismael llegó al centro de acogida el 16 de julio. 

El objetivo del equipo que sigue su caso, era e que Ismael se reúna con sus dos hermanos menores que se encuentran en otro hogar de acogida, pero Mancilla explicó que la reunión no será posible por el momento.