Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 04 de diciembre de 2021
  • Actualizado 06:27

"Madres niñas": víctimas de padrastros violadores, varias perdieron bebés o dependieron de la ley

En diciembre de 2019, causó consternación el caso de una menor de 11 años que fue abusada sexualmente por su padrastro, de 26 años, y, producto de ello, quedó encinta en Sacaba.Tenía 22 semanas y perdió al nonato luego de sufrir una caída.
Imagen referencial de una niña gestante. BBC
Imagen referencial de una niña gestante. BBC
"Madres niñas": víctimas de padrastros violadores, varias perdieron bebés o dependieron de la ley

La situación de la niña de 11 años que cursa su quinto mes de embarazo tras haber sido abusada sexualmente por su abuelastro (el padre de su padrastro) ha abierto el debate en torno al dilema del aborto en el país y el peso de las instituciones sobre las decisiones de las gestantes.

La menor, de Yapacaní, quería interrumpir su embarazo. Sin embargo, una visita por parte de religiosos cambió el panorama. Actualmente, la niña-madre sigue encinta, mientras que plataformas activistas y autoridades como el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, condenan lo que consideran como "injerencia" de terceros para que la gestación siga en marcha.

Este caso, que ha causado conmoción en Bolivia, allana el camino para recordar otros que se suscitaron en la historia y también motivaron debate. A continuación, un repaso.

CASO SIMILAR

El portal Urgente.bo trae a colación el caso del 6 de julio de 1999 en el Barrio Nueva Esperanza, de Santa Cruz. Entonces, una juez resolvió dar continuidad al embarazo de una niña, también de 11 años. De la misma manera que sucede con la gestante de Yapacaní, el hecho de hace más de dos décadas generó debate, pues ella fue violada por su padrastro y la Justicia la obligó a seguir con el proceso. 

El pequeño nació. Sin embargo falleció poco antes de cumplir un año. La sentencia refirió que la madre se encontraba "en condiciones psicológicas y fisiológicas" para no interrumpir la gravidez. Entonces, con el 56%, una encuesta apoyó la interrupción del embarazo. La decisión de la gente no incidió.

“Si los médicos aseguran que la niña no corre peligro y puede superar el trauma de abuso sexual mediante una terapia no habrá necesidad de recurrir a un aborto. La solución sería llevar al bebe a un albergue y darlo en adopción”, dijo la entonces jueza Gaby Suárez.

CURSO AL ABORTO

En abril de 2021, se supo del caso de una "madre niña" de 12 años que había llegado al Hospital San Antonio de los Sauces con 23 semanas de gravidez. Esto sucedió en el municipio de Monteagudo. Su madre acompañó a la gestante al nosocomio, con la intención de que esta fuera sometida a una revisión. 

La Justicia comenzó, entonces, las investigaciones, bajo el entendido de que la niña quedó encinta a los 11. Se descubrió que fue abusada sexualmente. No obstante, la familia pidió que no se revelaran detalles del hecho para evitar la revictimización. Una junta médica del Hospital Gíneco-Obstétrico Jaime Sánchez Porcel, en Sucre, tuvo en sus manos la aprobación del aborto. La Defensoría del Pueblo abogó por la interrupción legal de la gestación. Finalmente, se dio curso al aborto.

PIERDE AL BEBÉ

En diciembre de 2019, causó consternación el caso de una niña de 11 años que fue violada por su padrastro, de 26 años, y, producto de ello, quedó encinta en Sacaba.Tenía 22 semanas y perdió al nonato luego de sufrir una caída.

La Justicia le dio 25 años de prisión al agresor sexual en el penal de El Abra. La madre fue incluida en el proceso, debido al delito de "complicidad" pues que no presentó denuncia alguna en su momento.

ABORTO ESPONTÁNEO

En octubre de 2020, una madre de 15 años, previamente violada por su padrastro, perdió al bebé cuando cursaba el sexto mes de gravidez. De acuerdo con un reporte de Red Uno, la madre joven, de Cochabamba, no se alimentaba adecuadamente. De acuerdo con la Dirección de Género Generacional de la Alcaldía, la menor habría sido abusada sexualmente en reiteradas oportunidades. Entonces, el caso fue puesto a disposición del Ministerio Público.

OBLIGADA

En enero de este año, un adulto mayor de 65 años fue aprehendido, acusado de violar a su hijastra, de 13 años, durante tres años. Ella quedó embarazada, pero el hombre la habría obligado a interrumpir su gestación.

El hecho tuvo lugar en inmediaciones del kilómetro 5 de la avenida Capitán Víctor Ustariz. El adulto mayor amenazaba a la menor y la sometía para que no le contara a nadie sobre los vejámenes.