Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 30 de octubre de 2020
  • Actualizado 09:57

DATOS DE LA DEFENSORÍA DEL MUNICIPIO DE COCHABAMBA

15 menores son maltratados al día; hay 6 líneas para denunciar

Algunas personas golpean a sus hijos con palo de escoba, cable, cinturón u otros objetos contundentes, pero las autoridades apuestan por el amor y el diálogo.

Fotografía ilustrativa de una niña, víctima de violencia. Archivo 
Fotografía ilustrativa de una niña, víctima de violencia. Archivo 
15 menores son maltratados al día; hay 6 líneas para denunciar

Marcelo, nombre cambiado, escapó de su domicilio debido a que sus progenitores lo golpeaban constantemente con palo de escoba, gomas u otros objetos contundentes. Sus padres reportaron su desaparición ante la Estación Policial Integral (EPI) Sur, pero tras las investigaciones y aparición del adolescente, de 16 años, se conoció que se vio obligado a escapar de ese maltrato.

La víctima, mayor de cuatro hermanos, era agredida físicamente y cada vez con más violencia, desde el año anterior. “Le rompieron la cabeza con el palo de escoba. El menor tiene ocho días de impedimento. Se están haciendo los trabajos periciales para esclarecer este hecho de violencia familiar o doméstica”, informó el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Cochabamba, Rubén Lobatón Ortiz.

Al igual que Marcelo hay otros menores de edad que sufren violencia física y psicológica e incluso sexual antes y durante la cuarentena. Los padres, parientes o conocidos del entorno familiar son, en su mayoría, los agresores.

Las cifras de agresiones a niños, niñas y adolescentes han subido en un 10% en relación a los casos que se atendían antes de la pandemia en el municipio de Cochabamba. De acuerdo con datos de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA) se registran hasta 15 denuncias diarias de violencia física y psicológica hacia menores de edad, reportadas en todas las oficinas de las Subalcaldías.

Ryedson Flores, quien asumía la jefatura de la Defensoría e interinamente la dirección de Género, Generacional y Familia de Cercado hasta hace una semana, y ahora se encuentra en comisión, señaló que las denuncias de agresiones físicas a menores de edad son las que más han incrementado durante la cuarentena, pero aclaró que son atendidos y contenidos por esa dependencia que continúa con los planes, programas y proyectos de prevención y atención.

LA VIOLENCIA NO DISCRIMINA Los funcionarios municipales han atendido casos donde las víctimas de agresiones físicas son bebés, niños y adolescentes. Algunos, los más grandes, huyen por el maltrato en sus casas, pero el caso no se registra como violencia sino como una desaparición. Esa situación complica la investigación de los servidores y atención a los menores de edad, y la familia.

Algunos progenitores castigan a sus hijos jalándoles la patilla, cabello o recurren a las nalgadas. Otros usan el cinturón, cables, gomas, palos u otros objetos contundentes que dejan huellas visibles en el cuerpo de la víctima y cicatrices en su memoria.

Flores indicó que socializan con los padres las leyes y sanciones por esos hechos de violencia, además de promover el buen trato a través del amor y diálogo. “(A los niños) no se les puede tratar como antes, cuando los castigaban y lesionaban. No recomendamos ningún tipo de castigo, pero es importante que los padres generen responsabilidades en los menores, es decir, que les den tareas y en caso de que no respondan debe haber una comunicación asertiva para generar correcciones con respecto a esas conductas”.

Cuarentena sin violencia, se denominó la campaña impulsada por los Servicios Legales Integrales (SLIM) del municipio y la FELCV que tiene como propósito llegar a la familia para fortalecer los lazos familiares. Recorrieron barrios de la zona norte, sur y centro con material de difusión y música que motive a los niños. “También están sufriendo estrés por el confinamiento. No están yendo a la escuela o parques y eso les afecta”.

Acotó que la mayoría de las denuncias de agresiones a menores de edad se han registrado en la zona sur. “Hemos trabajado bastante en Villa México, que está cerca de la EPI Sur, donde se ha generado mayor índice de denuncias”.

CASOS DE LA FELCV atendió 1.984 denuncias durante el primer semestre de este año. De esa cifra, el 91% son hechos de violencia familiar o doméstica. En esta tipología están los casos de violencia a mujeres, niños y adolescentes.

Se registraron 24 denuncias de violación a menores de edad, en ese mismo período. Además, de nueve casos de estupro y una tentativa de violación.

La FELCV atiende a las víctimas a través de la línea gratuita 80014038 y el número de WhatsApp 60707069 para que envíen mensajes, audios y ubicación.

También crearon, en coordinación con Unicef y el Colegio de Psicólogos de Cochabamba, el programa “Familia Segura” que brinda apoyo psicológico y terapéutico a niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia. Solo deben comunicarse al 800113040.

La Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Cercado también tiene en servicio la línea gratuita 800140205 las 24 horas del día. En Sacaba está habilitado el 71440522 de la Jefatura de Género y Generacional; el 75481534 de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia. En Quillacollo puede comunicarse con los Servicios Legales Integrales (SLIM) al 79726390.

Auxilio

Hay seis líneas telefónicas para denunciar hechos de violencia a menores de edad. Las instituciones auxilian a las víctimas e inician los procesos legales.