Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de septiembre de 2020
  • Actualizado 17:27

LOS RESULTADOS SE CONOCERÁN 10 DÍAS DESPUÉS DE ESE ACTUADO

12 peritos participarán en la exhumación del presunto cadáver del teniente Clavijo

El director nacional del IDIF, Andrés Flores, informó que solicitaron el apoyo de un odontólogo forense puesto que esa instancia no cuenta con uno. Los restos óseos serán extraídos bajo estrictos protocolos el 25 de septiembre.

El director nacional del IDIF, Andrés Flores, durante la conferencia. FOTO- Fiscalía General del Estado
El director nacional del IDIF, Andrés Flores, durante la conferencia. FOTO- Fiscalía General del Estado
12 peritos participarán en la exhumación del presunto cadáver del teniente Clavijo

El Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) conformó un equipo multidisciplinario compuesto por 12 peritos (tanatólogos, antropólogos, genetistas, criminalistas, imagenólogos y un profesional invitado de odontología forense) para la exhumación de los restos óseos enterrados bajo en nombre del teniente Jorge Raúl Clavijo Ovando y determinar a través de las pericias si el cadáver pertenece o no al oficial de la policía que asesinó con 15 puñaladas a su esposa, la periodista Hanalí Huaycho, el 11 de febrero de 2013.

“Vamos a invitar, a través del Colegio de Odontólogos y de la Sociedad Boliviana de Odontología Forense a un perito para que nos acompañe en este actuado debido a que en la estructura del IDIF no existe un odontólogo forense. A partir de la conformación, vamos a establecer un procedimiento para cada uno de los peritos cumpla sus funciones específicas. Habrá una reunión de coordinación 24 horas antes (de la exhumación) entre fiscales y peritos a efecto de coordinar acciones y vamos a preparar el material de bioseguridad para el trabajo pericial”, informó ayer el director nacional del IDIF, Andrés Flores.

Este Plan Operativo Técnico Científico está programado para el 25 de septiembre en el cementerio Celestial de la ciudad de La Paz. Se prevé que la madre de la víctima participe de este actuado puesto que ha estado en búsqueda de justicia por la muerte de Hanaly. Los actuados periciales tendrán una duración de 10 días de acuerdo con el requerimiento fiscal, a excepción de genética que toma un poco más de tiempo.

“Se exhumarán los restos óseos y se colocarán en una bolsa de cadáveres para que lo trasladen en camilla a la unidad móvil forense del IDIF y posteriormente hacia la morgue judicial. En el lugar, los peritos de criminalística realizarán el apoyo en fotografía forense y filmación, durante todo el proceso de trabajo pericial desde la exhumación del cuerpo hasta la conclusión del actuado”, manifestó.

Añadió que los restos llegarán a la morgue judicial, donde se trabajará en una mesa de autopsia destinada para los actos periciales solicitados y los primeros en participar serán los peritos de tanatología, siempre con el apoyo fotográfico, filmación y radiología.

Después, seguirán los peritos de antropología y luego intervendrán los de genética a efecto de guiar en la toma de muestra biológica más representativa. Una vez obtenidas las muestras, se entregarán al investigador del caso mediante cadena de custodia y este remitirá a la unidad de RCE del IDIF de La Paz. Luego, participarán el odontólogo forense para responder a los puntos de pericia.

“Una vez concluido los actuados, los restos óseos serán trasladados en una bolsa de cadáveres y serán devueltos en ataúd para su inhumación respectiva, en coordinación con el fiscal y familiares. Finalmente, cada perito y su área específica, deberá cumplir a cabalidad sus protocolos, de acuerdo con la Guía Especializada de Atención en Medicina Legal y Ciencias Forenses y Manual de Puestos”, señaló.

ANTECEDENTES El 13 de febrero de 2013, Jorge Clavijo mató con 15 puñaladas a su esposa, la periodista Hanalí Huaycho. El 3 de marzo, un mes después del asesinato, encontraron el cuerpo de un hombre colgado de un árbol y estaba cerca del lugar donde unos días antes hallaron la movilidad de la periodista y se presumía que correspondían al entonces teniente de la policía. Sin embargo, la data de la muerte y otros aspectos generaron dudas y se prevé esclarecer el caso tras la exhumación de los restos óseos.

En 2009, Clavijo como miembro de la Unidad Táctica de Articulación, Reacción y Control de Crisis (UTARC) participó del operativo del hotel Las Américas, donde fallecieron Eduardo Rózsa Flores, Árpád Magyarosi y Michael Martín Dwyer, dentro del caso denominado terrorismo.

Se presume que Clavijo tenía un video del operativo y su suicidio sería un engaño, de acuerdo con información del Ministerio de Gobierno.