Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 23 de septiembre de 2019
  • Actualizado 16:16

Tras 12 años, Tribunal condena a dos estafadores de $us 2 millones al ex-FONVIS

Tras 12 años, Tribunal condena a dos estafadores de $us 2 millones al ex-FONVIS

El Tribunal Séptimo de Sentencia determinó la condena de 10 años de cárcel en contra de Alejandro Asbún Farah y Javier Elías Ayoroa, dentro del denominado caso Asbún, por el delito de estafa con afectación de dos millones de dólares en la venta de terrenos al ex Fondo de Vivienda Social (FONVIS), informó la Fiscalía.
La Fiscal Anticorrupción a cargo del caso, Edna Montoya, indicó que después de casi 12 años, el Tribunal dispuso 10 años de cárcel para el empresario Alejandro Asbún y seis años, para Elías Ayoroa, exliquidador del ex-FONVIS, a cumplir en San Pedro.
"El caso inició el año 2006 en el Ministerio Público, en contra del empresario Alejandro Asbún Farah, por los delitos de uso de instrumento falsificado, estafa con víctimas múltiples, porque utilizó un poder notarial falso de 1997, en el que supuestamente su hermano Pablo Asbún Caballero le habría conferido facultades para actuar en su nombre para firmar el convenio del 1 de junio de 2004, donde se compromete a desistir de un proceso civil en contra del ex-FONVIS en liquidación por la empresa Constructora Asbún, aspecto que desconocen los personeros de dicha empresa y señalan que ese desistimiento lo hizo una persona ajena al proceso civil", aclaró la fiscal.
En ese convenio se compromete al pago de la deuda que tendría la empresa Asbún en favor del ex-FONVIS, por los anticipos de dinero de las obras del proyecto Azucenas y de esta forma obtuvo desembolso de dos millones de dólares

Sin embargo, el Ministerio Público obtuvo pruebas en el transcurso de la investigación que señalan que el poder 199/97 y la escritura pública 479/2004 insertos por el empresario Alejandro Asbún en el convenio del 1 de junio de 2004, eran falsos por lo que hubo daño económico al Estado.  
Sobre el exliquidador del Fonvis, Elías Ayoroa, se le acusa de aceptar de forma anticipada el precio de 5.32 dólares por metro cuadrado, sin tener respaldo legal y técnico; es decir no contaba con el avalúo ni el saneamiento, tampoco identifica la ubicación y colindancias del terreno comprado.