Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 20 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:04

12 años de prisión: sentenciado por abusar de sus dos hijas

El hombre confesó que había realizado toques impúdicos a sus hijas, de 6 y 10 años. La Justicia dictaminó que sea encarcelado en San Pablo de Quillacollo. 
La cárcel San Pablo de Quillacollo./ OPINIÓN
La cárcel San Pablo de Quillacollo, donde el sentenciado cumplirá su condena./ OPINIÓN
12 años de prisión: sentenciado por abusar de sus dos hijas

Mario V.C., de 37 años, ha sido declarado culpable de cometer abuso sexual y violencia familiar o doméstica contra sus hijas de 6 y 10 años. El Juzgado de Sentencia Penal No. 1 de Vinto lo condenó ayer a 12 años de privación de libertad, que deberá cumplir en el penal de San Pablo de Quillacollo.

La fiscal departamental de Cochabamba, Nuria Gonzáles, informó que, en audiencia de procedimiento abreviado, el Ministerio Público presentó todos los elementos colectados durante la investigación, incluyendo el certificado médico forense y declaraciones e informes psicológicos de ambas víctimas. Además, el autor admitió haber cometido los delitos y renunció a los plazos procesales.

El fiscal de materia, Javier Morales, reveló que los abusos ocurrieron durante el primer semestre de 2020 en Vinto, cuando Mario realizaba toques impúdicos a sus hijas mientras la madre no se encontraba en casa.

Las investigaciones demostraron que la niña de seis años también presentaba una quemadura en el glúteo izquierdo, provocada por su padre al echarle agua caliente. La víctima mostró la herida a su tía, quien la curó y le preguntó qué había sucedido. La menor confesó que su padre la había quemado y que también le realizaba toques inapropiados en su cuerpo, al igual que a su hermana de 10 años.

La tía procedió a realizar la denuncia formal ante la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia (DNA), lo que llevó a la aprehensión del agresor.