Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 19:13

Se va el “diez” de la Iglesia y deja un pueblo cautivado

Se va el “diez” de la Iglesia y deja un pueblo cautivado

El "diez" de la Iglesia católica, el papa Francisco, se despide de Bolivia y deja un fuerte mensaje revolucionario con carga social y política, además de una clara muestra de consecuencia con la elección de su nombre y fortaleza, a sus 79 años

Francisco dio un directo respaldo a la demanda marítima de Bolivia, instando a Chile a un "diálogo franco", que causó inmediato revuelo y hasta malestar chileno, que rechazó cualquier mediación del jefe de la Iglesia católica. Sin embargo, horas después La Moneda ofreció a Bolivia restablecer relaciones diplomáticas plenas, "pero sin condiciones", a lo que el gobierno de Morales respondió que la demanda marítima es irrenunciable

Este Papa, amante del fútbol y también argentino, se va, dejando en la memoria de los miles de creyentes que lo vieron en directo, en La Paz o Santa Cruz, o por la televisión a lo largo y ancho del país, una sonrisa y un rostro apacible, pero además reflexiones profundas

"Basta de descartes", clamó el Papa de los pobres en su homilía, el jueves en la mañana, al pedir a la sociedad frenar el sistema capitalista inmerso en la lógica del "descarte", que "busca transformar todo en objeto de cambio, de consumo, todo negociable, descartando a todos aquellos que no producen, que no se les considera aptos o dignos, porque aparentemente no nos dan los números" y llamó a sus seguidores a practicar la "verdadera lógica del amor", en solidaridad real con los más pobres, los ancianos y los marginados, para compartir lo que se tiene y dar alimento a los necesitados

Francisco, quien estuvo en tierra boliviana por casi tres días, "descolocó" en varias oportunidades a sus anfitriones, saltando o rechazando el protocolo instruido secularmente por el Vaticano.
En las primeras imágenes de su llegada a La Paz, se vio su incomodidad, cuando algunos obispos se inclinaban y buscaban besar su anillo de oro, después ya casi nadie se animó al comprender que el saludo que prefiere era uno más recíproco, como un abrazo

Evo Morales, promotor de la condición de laicidad de Bolivia, estuvo al lado del jefe de la Iglesia en prácticamente todos los actos, mostrándole su simpatía y ofreciendo condecoraciones, abrazos y regalos ( incluido el polémico regalo del Jesús de Luis Espinal crucificado en la hoz y el martillo) a quien considera un amigo.
MOVIMIENTOS POPULARES Francisco, el Papa popular, también asistió al II Encuentro Mundial de Movimientos Populares, donde se volvió un miembro más del foro, y tras mostrar sus virtudes de esclarecido orador, en su discurso más largo y revolucionario pronunciado en Bolivia dio fuerzas a los trabajadores, indígenas, hombres y mujeres para no desfallecer en la lucha social

"Digamos juntos desde el corazón: ninguna familia sin vivienda, ningún campesino sin tierra, ningún trabajador sin derechos, ningún pueblo sin soberanía, ninguna persona sin dignidad, ningún niño sin infancia, ningún joven sin posibilidades, ningún anciano sin una venerable vejez. Sigan con su lucha y, por favor, cuiden mucho a la Madre Tierra”, exclamó en medio de ovaciones y vítores de un público diverso y combativo

Antes afirmó que "no se aman las ideas o los conceptos, se ama a la gente"

El carisma del pontífice se vio demostrado en sus varias apariciones, casi todas, como si se tratara de una celebridad deportiva, quizás por asociación con su declarada adhesión a un equipo argentino muy conocido, San Lorenzo de Almagro

Todos sus mensajes, sus homilías y sus conversaciones, fueron entendidos plenamente no solo porque es el primer Papa latinoamericano e hispanohablante, sino por sus comprensibles gestos, incluso más allá de lo religioso.
En el  mismo ámbito se inserta su gusto por la frase "proceso de cambio" , muy celebrada por el Gobierno, y explicada por el Papa como "la pasión de sembrar, por regar serenamente o que otros verán florecer, reemplaza la ansiedad por ocupar todos los espacios de poder disponibles y ver resultados inmediatos", reflexión que las mismas autoridades pueden tomar como un mensaje.
IGLESIA A los curas y religiosos les dejó la tarea de no predicar alejados de la realidad, de que no sean capataces y sí verdaderos pastores.
Criticó a quienes sienten vergüenza de predicar en su lengua materna y aconsejó abandonar "la espiritualidad del zapping, pasa y pasa , pero no queda nada. Son quienes van atrás de la última novedad, del último best seller, pero no logran tener contacto, relacionarse, involucrarse". Quizás, recordando una vez más el valor de Luis Espinal, sacerdote jesuita asesinado por involucrarse en la lucha popular y a quien en La Paz le rindió homenaje

Reclusos, campesinos, indígenas, obreros, sacerdotes, autoridades, comerciantes (grandes y pequeños), turistas, peregrinos y hasta ateos, todos hallaron en las alabas y actos de Francisco, un mensaje personal, unos con un impacto espiritual y otros como recuerdo de un gran espectáculo

Todo transcurrió en un ambiente de armonía interna, con alguna demanda esporádica por la amnistía de los acusados de terrorismo o del aumento del presupuesto de salud, que no perturbaron la visita

El "diez" de la Iglesia partió con la gratitud de un pueblo "empapado" de sus reflexiones y mensajes, todos más radicales de lo que el más optimista lo hubiera esperado