Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 01 de junio de 2020
  • Actualizado 12:14

YPFB confirma que 3 trabajadores de pozo exploratorio tienen el virus

Las autoridades municipales de Macharetí, Santa Cruz, solicitaron a la Fiscalía y la Policía iniciar una investigación para identificar a los responsables por atentado contra la salud pública al, supuestamente, ocultar los tres casos.
Imagen referencial de un pozo exploratorio Sipotindi X-1. LATAM-ENERGI
Imagen referencial de un pozo exploratorio Sipotindi X-1. LATAM-ENERGI
YPFB confirma que 3 trabajadores de pozo exploratorio tienen el virus

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) aseveró que tres trabajadores del pozo exploratorio Sipotindi X-1, ubicado en el municipio de Macharetí, Chuquisaca, contrajeron la COVID-19. Los infectados estarían internados en una clínica privada.

“Se confirmaron tres positivos de COVID-19. Los pacientes fueron derivados a las unidades de salud autorizadas de Santa Cruz de la Sierra, en seguimiento y apoyo respectivo para que los mismos reciban el tratamiento médico a fin de lograr su pronta recuperación”, dice un comunicado emitido por la empresa estatal.

Luego de hacer público el número de infectados, el sistema de salud aisló a otros 53 trabajadores y el Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) de Macharetí se declaró en estado de emergencia. Según el jefe médico de ese municipio, Eusebio Mamani, los tres casos de coronavirus no fueron notificados al Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Chuquisaca ni al de Santa Cruz, publica el portal digital Urgente.bo.

El médico señaló que los responsables de la empresa no dieron parte a las autoridades competentes sobre la situación de los obreros y, por ello, las autoridades de Macharetí anunciaron un proceso contra YPFB por presuntamente ocultar el informe sobre la situación de salud de los tres obreros. El alcalde de Macharetí, Eduviges Chambaye, aseguró a Correo del Sur que solicitaron a la Fiscalía y Policía iniciar una investigación para identificar a los responsables que habrían atentado contra la salud pública al supuestamente ocultar los tres casos de coronavirus. “Reunimos pruebas contundentes para iniciar el proceso, pero ya es de conocimiento de la Policía y Fiscalía”, acotó.