Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de octubre de 2020
  • Actualizado 13:25

Vuelve la sombra del fraude y en el MAS advierten con convulsión

La campaña se aviva en medio de discursos que apuntan a la desconfianza hacia el trabajo del Tribunal Supremo Electoral rumbo a las elecciones.

La entrega del material electoral, en Cochabamba. DICO SOLÍS
La entrega del material electoral, en Cochabamba. DICO SOLÍS
Vuelve la sombra del fraude y en el MAS advierten con convulsión

A casi un año de que se encontrara una “manipulación dolosa” en las elecciones del 20 de octubre, según el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA), el Movimiento Al Socialismo (MAS) trae a esta nueva contienda electoral que se realizará el 18 de octubre la sombra del fraude. En ese entonces, el partido azul fue declarado triunfador en primera vuelta junto al expresidente Evo Morales, que postulaba a su cuarto mandato.

En medio de la campaña, se aviva la desconfianza hacia el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y surgen advertencias de convulsión.

Para el analista político Marcelo Silva, lo más preocupante es que cualquiera de los frentes políticos que está en carrera electoral desconozca los resultados, lo que puede afectar seriamente la democracia.

El primero en expresar sus observaciones hacia el Órgano Electoral fue el candidato a la presidencia del MAS, Héctor Arce por permitir que la mandataria y excandidata de Juntos, Jeanine Áñez, “malgaste el dinero del Estado en propaganda”. Dijo también que el candidato de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, tiene una “estrecha amistad” con el presidente del TSE, Salvador Romero.

Por su parte, la ejecutiva nacional de la Confederación Sindical de Mujeres de las Comunidades Interculturales de Bolivia, Angélica Ponce, citada por Urgente.bo, dijo que no se permitirá un “megafraude”.

“Si legalmente gana la derecha vamos a respetar, pero si no es legal va haber convulsión pues. Nosotros no vamos a dejar que nos hagan megafraude, nosotros vamos tenemos un sistema con el que vamos hacer el control como el Tribunal Supremo Electoral a nivel nacional”, declaró.

UN ACUERDO Silva evalúa la situación y asegura que es preocupante que alguno de los perdedores no reconozca el resultado, lo que es “altamente perjudicial y peligroso”.

“Me da la impresión de que no hay condiciones para llevar adelante las elecciones y esas declaraciones se pueden hacer realidad porque van más allá del calor de la campaña”, manifestó.

El analista político considera que el TSE juntamente con los veedores debe hacer una convocatoria a todos los frentes políticos para firmar un acuerdo o compromiso de respetar el resultado de las elecciones “gane quien gane”.

“La pregunta es: ¿Aceptarán de manera tranquila el resultado? ¿Será que los sectores opositores al MAS aceptan de manera tranquila el triunfo y retorno de Evo? Si el MAS no gana, ¿aceptarán las organizaciones?”, cuestionó.

Para Silva, el nuevo Órgano Electoral goza de una mayor credibilidad en comparación con otros años.

“Tenemos gente profesional y técnica. Hay un equilibrio y ha empezado con fijar la fecha de las elecciones para pacificar el país y el saneamiento del padrón electoral. Sin duda es mucho mejor, más creíble y profesional de los últimos”, concluyó.

INHABILITACIÓN

En Santa Cruz, activistas realizaron ayer un plantón pidiendo al TSE la inhabilitación del MAS.