Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 11:17

Viceministro denuncia que sindicatos usan listas y presionan a médicos para acatar paro

El Consejo Nacional de Salud (Conasa) determinó ampliar la medida de presión por 15 días más hasta lograr la abrogación de la Ley de Emergencia Sanitaria.
Un médico en la puerta de un hospital de La Paz, donde se acata el paro indefinido. APG
Un médico en la puerta de un hospital de La Paz, donde se acata el paro indefinido. APG
Viceministro denuncia que sindicatos usan listas y presionan a médicos para acatar paro

El viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, denunció el domingo que los sindicatos de médicos presionan a los trabajadores de salud para que acaten el paro en contra de la Ley de Emergencia Sanitaria, perjudicando el proceso de vacunación masiva contra la COVID-19.

En entrevista con radio Panamericana, la autoridad de Estado sostuvo que el paro médico es “un obstáculo” para la inmunización a personas con enfermedades de base y adultos mayores.

“Sabemos de que algunos sindicatos están presionando y en establecimientos de segundo y tercer nivel llegando a casi obligar a acatar el paro, a través de la lista, de las nóminas de quién está trabajando y quién no. Sabemos que hay presiones internas para que los trabajadores de salud acaten el paro”, señaló.

En ese marco, instó a la dirigencia de la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas de Salud Pública de Bolivia (Fesirmes) que aclare si es que, en efecto, obligan a cumplir el paro con listas y controles correspondientes “y qué pasa con quienes no paran en los hospitales”.

Esta jornada, el Consejo Nacional de Salud (Conasa) determinó ampliar la medida de presión por 15 días más hasta lograr la abrogación de la Ley de Emergencia Sanitaria.

“Así es que el decir que (el paro) no va a afectar la vacunación, obviamente, que sí lo hará”, dijo el Viceministro, en alusión a las declaraciones del ejecutivo del Fesirmes, Luciano Valenzuela, quien mencionó que “en nada va a perjudicar” esa medida.

“Para que funcione un vacunatorio tiene que habilitarse el servicio de consulta externa, el fichaje, el historial clínico y la gente tiene que trabajar. Están obligando a parar los servicios de consulta externa".