Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 14 de abril de 2021
  • Actualizado 20:08

Vacunas: notificarán por WhatsApp tras pre-registro; sugieren que personas con cáncer consulten con su médico

En dos semanas los interesados en la inmunización podrán habilitarse en la aplicación Bolivia Segura. Según la Sociedad Americana de Cáncer, quienes cursen la enfermedad, deben evaluar su situación.

Foto referencial de las vacunas contra el coronavirus. ARCHIVO
Foto referencial de las vacunas contra el coronavirus. ARCHIVO
Vacunas: notificarán por WhatsApp tras pre-registro; sugieren que personas con cáncer consulten con su médico

En dos semanas, la aplicación Bolivia Segura, ya digitalmente actualizada, tendrá a disposición la pestaña del pre-registro para que la ciudadanía pueda habilitarse (según cronograma) y acceda posteriormente a la vacuna contra el coronavirus COVID-19.

A fines de enero, el Ministerio de Salud y Deportes confirmó que dicho sistema servirá para tener un “portafolio de inmunizadores” con la idea de hacer seguimiento al tipo de dosis que haya recibido la persona, considerando que esta debe aplicarse dos veces, independientemente de cuál sea su marca (Sputnik V, Pfizer o AstraZeneca).

El interesado que entre a la aplicación, que será descargable en cualquier dispositivo electrónico (pesa solo 19 megabytes), deberá brindar un número de contacto y su ubicación, de modo que sea agendado para la inoculación. 

Posteriormente, recibirá un mensaje por WhatsApp, SMS regular o llamada mediante el cual le señalarán la fecha para que se presente al centro sanitario dispuesto y sea vacunado con la dosis inicial. Allí, la persona también conocerá en qué recinto accederá al inyectable.

El director ejecutivo de la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de la Información y Comunicación (Agetic), Vladimir Terán, explicó que la geolocalización será esencial para que el sistema agende al interesado en la vacuna. El individuo, luego de ser inmunizado con la primera dosis, recibirá la información referente a la segunda para completar así el proceso.

PERSONAS CON CÁNCER

Sobre la necesidad y efectividad de los inyectables, cualquiera sea la industria farmacéutica que los fabrique, la Sociedad Americana contra el Cáncer recomendó que quienes atraviesen algún tipo de carcinoma o hayan cursado por la enfermedad consulten a su médico de cabecera antes de inocularse, puesto que, según dicha entidad voluntaria, cada caso es distinto.

“Pueden recibir algunas vacunas, pero todo depende de muchos factores: el tipo de cáncer en cuestión y si acaso la persona aún se encuentra recibiendo tratamiento oncológico, así como si su sistema inmunológico funciona apropiadamente. Debido a esto, lo mejor es consultar con su médico antes de acudir a vacunarse con cualquier tipo de vacuna”, indicó la organización.

La Sociedad resaltó que si bien un gran número de especialistas sugiere que quienes adolezcan de cáncer o lo hayan superado tienen que ser inyectados contra el nuevo virus, la duda pasa por la eficacia de los inmunizadores en este grupo de riesgo.

“La principal preocupación no es la seguridad, sino qué tan eficaz será en prevenir la infección, especialmente en personas con sistemas inmunológicos debilitados. Algunos tipos de tratamiento como la quimioterapia, la radioterapia, el trasplante de médula ósea o la inmunoterapia pueden afectar el sistema inmunológico, lo cual podría hacer que la vacuna resulte menos eficaz”, describió.

Sobre los que porten el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), la ONU Sida afirmó que aquellos que sean seropositivos tienen “los mismos beneficios que el resto de los individuos” ante las vacunas.

“Por un lado, ayudan a prevenir los casos graves de infección por SARS-CoV-2 y, por otro, reducen potencialmente la transmisión”, señalan.

Con relación a las posibles reacciones adversas inmediatas que se han reportado en las etapas investigativas, como fiebre o malestar general, la ONU Sida consideró que “no existen motivos para pensar que éstas puedan revestir mayor gravedad en quienes tengan VIH”.

ENFERMEDADES DE BASE

La inmunóloga boliviana Nelva Guillén explicó que es aconsejable que los que presenten una enfermedad de base también sean inmunizados de forma inducida.

“No hay contraindicación absoluta. En pacientes con alguna enfermedad de base es recomendable que se vacunen. No hay contraindicación específica”, dijo.

Explicó que no se han reportado reacciones severas en este tiempo en el resto de las naciones y que es preciso el buen manejo de los datos.

“Si bien se asociaron, incluso muertes, hay que corroborar esa información, porque muchas veces no es causa de las vacunas, sino que puede ser que el individuo  esté tomando alguna medicación o (tenga) enfermedad que pueda influir en la producción de anticuerpos, sobre todo dolencias inmunológicas y, de manera coincidente, presente una reacción”.