Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 18:40

Vacunas anticovid no alteran la sangre ni causan que nazcan bebés con malformaciones

La OPS y Bolivia Verifica desmintieron las afirmaciones mencionadas por un religioso que en reiteradas oportunidades profesó en contra de la inmunización.
Una captura de video del hecho desmentido. Bolivia Verifica
Una captura de video del hecho desmentido. Bolivia Verifica
Vacunas anticovid no alteran la sangre ni causan que nazcan bebés con malformaciones

La Organización Panamericana de Salud (OPS) y Bolivia Verifica han desmentido las afirmaciones de un católico que, vestido de sacerdote, aseguró que las vacunas contra la COVID-19 "distorsionan” la sangre de las personas y ocasiona que nazcan niños “con cola”, “con un solo ojo”, “un solo brazo” o “una sola pierna”. Además, afirmó que las personas inmunizadas "pertenecen a las farmacéuticas".

Las afirmaciones que emite el supuesto sacerdote son falsas, sostiene el artículo publicado en la página web oficial de Bolivia Verifica.

El hombre vestido de sacerdote se llama Guillermo León Morales, según su canal de YouTube, es de nacionalidad colombiana y transmite misas virtuales con frecuencia.

En 2020 quiso realizar un evento denominado “Congreso de Sanación y Exorcismo en Panamá”, pero la Arquidiócesis de ese país indicó que el sacerdote no podía ejercer como tal porque estaba suspendido en su diócesis de origen y no se avaló el evento.

León Morales aparece en un video que dura 01:26 minutos y que circula en distintos grupos de WhatsApp de la ciudad de La Paz.

“No son vacunas, son experimentos; ya empezaron a demostrarse los monstruos que están naciendo de las mujeres que fueron vacunadas el año pasado, niños con un solo ojo, niños con cola, niños con tres brazos, niños con una sola piernita. Y lo más grave, a una persona que se haya puesto la vacuna hace dos o tres meses le hacen un examen de laboratorio de sangre, la sangre sale totalmente distorsionada. Ya no son seres humanos, son pertenencia de los fabricantes de la vacuna”, aseveró el religioso.

Se trata de declaraciones virales, pero no son parte de una postura oficial de la Iglesia Católica, ni tienen sustento científico.

LAS VACUNAS NO ALTERAN LA SANGRE

El religioso asegura en el video que mediante un examen de laboratorio se puede ver que después de dos o tres meses la sangre de los vacunados contra el coronavirus esta “distorsionada”.

Sobre el particular, la jefa del Departamento de Promoción y Extensión Social del Banco de Sangre de Santa Cruz, Claudia Salas, explica a Bolivia Verifica que se realizan “varias pruebas a los donantes” sin que  se encuentre alguna irregularidad en los vacunados contra la COVID-19.

“No se ha encontrado nada raro en la sangre de las personas vacunadas contra el coronavirus. Nada nuevo, nada malo. Tenemos aquí el Departamento de Control de Calidad donde se analizan todas las muestras y se hacen las pruebas serológicas y no se ha encontrado nada nocivo en la sangre”.

La responsable del Banco de Sangre de Santa Cruz indica que los vacunados pueden donar sangre con normalidad después de 14 días de haber recibido su dosis.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Ministerio de Salud y Deportes, y otros organismos como la Cruz Roja de Estados Unidos indican que los vacunados contra el coronavirus pueden donar sangre después de “algunos días” de haber sido inmunizados. 

Estas instituciones en salud explican que donar sangre es importante para ayudar a salvar vidas y que esta acción no reduce la inmunidad que proporcionan las vacunas.

Ninguno de estos organismos de salud refiere que la sangre de las personas vacunadas sea alterada o dañada a causa de los inmunizantes contra la COVID-19.

SOBRE MALFORMACIONES

El artículo continúa desacreditando las afirmaciones de León Morales, quien califica a los recién nacidos con deformidades como “monstruos”, asegurando que el motivo de esta situación son las vacunas contra el coronavirus.

El religioso no presenta ninguna prueba que respalde sus palabras. Bolivia Verifica realizó diferentes búsquedas y comprobó que no existe evidencia científica que indique que están naciendo niños con malformaciones a causa de las vacunas, menos como las mencionadas en el video.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que ninguno de los componentes de las vacunas contra el coronavirus tiene la capacidad de integrarse en el genoma humano o de alterar el ADN. Ni las madres gestantes, ni sus hijos pueden ser modificados genéticamente por los inmunizantes.

Un documento de la Universidad de Cambridge explica que las actuales vacunas  funcionan introduciendo una secuencia de ARNm(la molécula que le dice a las células qué construir) que está codificada para un antígeno específico de la enfermedad, una vez producido dentro del cuerpo, el antígeno es reconocido por el sistema inmunológico, preparándolo para luchar contra lo real. Este es el caso de las vacunas de ARN.

Bolivia Verifica sugiere leer: "Alteran foto de un bebé para asegurar que están naciendo transhumanos por las vacunas contra el coronavirus" para más información sobre el particular.