Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de octubre de 2020
  • Actualizado 06:08

Tras última encuesta, analista ve a votos indecisos como los determinantes

Las personas que no tienen claro a quién elegir ascienden a más de un 20%. Con las proyecciones, por primera vez se daría una segunda vuelta en elecciones presidenciales.
La última encuesta de CIESMORI.     CAPTURA DE PANTALLA
La última encuesta de CIESMORI. CAPTURA DE PANTALLA
Tras última encuesta, analista ve a votos indecisos como los determinantes

La última encuesta de Ciesmori para Unitel y Bolivisón reveló a Luis Arce Catacora, del Movimiento Al Socialismo (MAS), con un 32.4%, seguido de 24.5% de Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC); sin embargo, llamó la atención la alta cantidad de indecisos que ronda el 20%, sumando las opciones de “no sabe” con “voto secreto”, que serían determinantes para definir al próximo presidente, según analistas.
“Los partidos han perdido puntos, con relación a la encuesta anterior, pero ese respaldo no se ha ido a otras candidaturas sino a los indecisos que definirán al ganador. La gente está esperando hasta el último día para ver quién es el que está mejor posicionado frente al MAS”, opinó el politólogo Paul Coca. 

Indicó que existe un voto duro hacia el MAS que ronda el 40%, producto de sus 14 años de Gobierno que ha creado militancia social que permanece, demostrando en sus últimas movilizaciones. “Los indecisos saben de esta realidad y si el 2/3 se pone de acuerdo en por quién votar tendremos una segunda vuelta por primera vez en la historia de Bolivia”, afirmó recordando que los que aún no han tomado una decisión, solo lo harán cuando “tengan enfrente la papeleta”. 

Reforzó la idea con los discursos de los candidatos que declinaron su postulación, Jeanine Áñez y Tuto Quiroga, quienes no dijeron explícitamente a quien apoyar, pero dieron el mismo discurso de “ir con el que pueda forzar una segunda vuelta a Catacora, que no le convendría al MAS”. 
Por otro lado, Coca cree que los casi 9 puntos que bajo el MAS con relación a la última encuesta tienen que ver con las movilizaciones que molestaron a las ciudades, que perjudicaron el transporte de alimentos y oxígeno.