Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 24 de enero de 2020
  • Actualizado 03:50

Tuto: Salvatierra ofreció sucesión de Áñez a cambio de salida de Evo

El expresidente de Bolivia y actual delegado presidencial ante la comunidad internacional  dijo que la expresidenta del Senado le llamó muchas veces y que el líder del MAS lloraba.
Jorge Tuto Quiroga en su departamento, en Cochabamba. Noé Portugal
Jorge Tuto Quiroga en su departamento, en Cochabamba. Noé Portugal
Tuto: Salvatierra ofreció sucesión de Áñez a cambio de salida de Evo

“Adriana Salvatierra me llamaba a cada rato rogando que deje ir del país a Evo Morales. A cambio, dijo que el MAS permitiría  una posesión presidencial en el Congreso para Jeanine Áñez”, reveló Jorge Tuto Quiroga, expresidente de Bolivia, uno de los protagonistas en las negociaciones con el Movimiento Al Socialismo para la salida constitucional.

Quiroga contó detalles de las últimas horas de Morales en Bolivia y aún se sorprende de su actuación en esa parte de la historia. “Yo, un opositor enconado, hice de agente de viajes de Evo”, relató en su departamento, en Cochabamba. 

Recordó que el 10 de noviembre la Organización de Estados Americanos, OEA, hizo conocer el informe preliminar de auditoría denunciando fraude electoral que benefició al gobernante Evo Morales.

“Estalló el problema y él decidió esconderse en Chimoré. Nosotros ya habíamos llevado a Jeanine Áñez al Congreso para proceder a la sucesión constitucional según manda el fallo 003/2001 del Tribunal”, dijo. 

Evo estaba asustado.  “Adriana Salvatierra me llamaba a cada momento rogando que se deje salir del país a Morales”. “Luego con insistencia, la gente del MAS dijo a través de la Unión Europea, UE, y de la Iglesia católica que si permitíamos  que Evo abandone el país, el MAS iba a dejar que se realice el acto de sucesión en el Congreso. Nosotros sabíamos que estábamos con la ley en la mano y podíamos organizar la sucesión en un colegio o la iglesia”. 

Quiroga admitió que la situación era difícil. “Había un vacío de poder. Nadie respondía a nadie. Además, no voy a negar que el momento en que él se subiría al avión, a las 11 de la noche del 11 de noviembre, hacía abandono de funciones y dejación del cargo y nos daba oportunidad de aplicar la sucesión, según la Constitución”.

Relató que habló con la gente de la Fuerza Aérea Boliviana. Tramitó para que el avión mexicano ingrese al país. Finalmente se fue con Evo vía Paraguay.

Quiroga dijo que cuando se reunían con los senadores del MAS, la Iglesia, representantes de la Unión Europea y otros, le consta que Evo llamaba a su gente con insistencia para que tramiten su escapatoria. “Estaba, como todo cobarde, llorando para escapar y ahora dice que quiere volver” (se ríe).

Las reuniones fueron en instalaciones de la Universidad Católica Boliviana. La condición para discutir la forma y el momento de la posesión de Áñez, era que Evo Morales pueda irse de Bolivia.

Los gestores del diálogo fueron el obispo de El Alto, Eugenio Scarpellini, y el embajador de la Unión Europea, León de la Torre, quienes logran un encuentro en la Universidad Católica, entre la renunciante presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, con los expresidentes Carlos Mesa y Jorge Quiroga, con el opositor Samuel Doria Medina, con Jerjes Justiniano Atalá, que entonces asistía en representación de los cívicos, el opositor Óscar Ortiz y con la presencia de Carmelo Angulo, el experimentado diplomático español, enviado para hacer seguimiento a la crisis boliviana.