Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 22:38

Transporte pesado denuncia malos tratos de la policía y piden respeto al "derecho a la protesta"

Aseguran que los detenidos en las manifestaciones de la carretera hacia el occidente del país fueron víctimas "de agresiones" y que tienen días de impedimento. Valoran pedir la renuncia del comandante de policía de Cochabamba.
El representante del transporte pesado internacional, durante una entrevista con Buena Noche de OPINIÓN. Captura
El representante del transporte pesado internacional, Héctor Mercado, durante una entrevista con Buena Noche de OPINIÓN. Captura
Transporte pesado denuncia malos tratos de la policía y piden respeto al "derecho a la protesta"

El representante de la Cámara Internacional de Transporte, Héctor Mercado, denunció hoy que sus afiliados fueron víctimas de agresiones y "uso excesivo de la fuerza" por parte de los efectivos que procedieron a desbloquear el punto instalado en la Blanco Galindo a la altura de Quillacollo, en la carretera de Cochabamba hacia el occidente del país. Analizarán pedir la renuncia del Comandante Departamental de la Policía, Jhonny Corrales, porque "hay compañeros con días de impedimento".

"Mencionar que la Policía ha hecho uso de la fuerza, ha gasificado a la gente, atropellando a las mujeres y la bandera boliviana. Han golpeado los camiones y utilizaron la fuerza mayor. Esto es muy preocupante, ya que estamos pidiendo que se respete al boliviano. Está en la Constitución Política del Estado (CPE). No sé si el Comandante Departamental de la Policía de Cochabamba no ha leído que tenemos derecho a la protesta. Se están equivocando. Estábamos haciendo una marcha pacífica. No hemos bloqueado, ni pensábamos cortar las dos vías. Llegamos a las 13:00 y ellos terminaron bloqueándonos a la altura de Manaco", describió en contacto con Buena Noche de OPINIÓN.

Mercado acotó que pidieron que les dejasen pasar para continuar la marcha, pero que Corrales "no quiere escuchar a nadie" y que apeló por el uso de gases lacrimógenos y golpes. "Nuestra marcha era pacífica. No sabemos qué quiere el Comandante. Solo pedimos el derecho a la libertad y la abrogación de la 'maldita' Ley 1386, que nos afecta a todos".

El dirigente enfatizó que la marcha "no tiene tintes políticos" y que es un reclamo que proviene enteramente de este sector por la manera en que dicha normativa les afectará, al igual que "al ciudadano de a pie". "Esta ley le da potestad total al Gobierno, que podrá abrir las puertas que quiera. No lo hacemos por política. Sino, como ciudadanos, transportistas y empresarios. Esto ya es demasiado y es por eso que posiblemente de las bases salga la postura de exigir su salida. Ha sido muy atrevido con las mujeres y personas de la tercera edad".

Agregó que los dos detenidos tiene impedimento de dos días. Denunció que fueron golpeados en la patrulla, donde eran trasladados.