Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de septiembre de 2020
  • Actualizado 17:14

CONSECUENCIAS DE LA PANDEMIA

Traer mercadería de China cuesta cinco veces más y precios suben

Traer mercadería de China cuesta cinco veces más y precios suben

“¿Por qué no van a controlar la venta de celulares en la (avenida) Ayacucho?”, preguntó a través de las redes sociales una joven llamada Jhaneth Rojas y aprovechó ese espacio para denunciar que un equipo telefónico que, antes de la pandemia, valía entre 1.390 bolivianos, ahora está por encima de los 1.800.

Algunos usuarios supusieron que esa elevación en los precios se debe a que los celulares “no están ingresando” a Bolivia, otros le respondieron que “la Aduana está dando prioridad a los artículos de salud”, mientras que unos cuantos pensaron que se trata de una “especulación” de los comercializadores de esos equipos.

Lo cierto es que, según el consultor y gerente de la empresa de importaciones Monarka Empresario Travel, Grover Chambilla Alanes, antes del confinamiento por el COVID-19, se pagaba alrededor de 1.000 dólares para transportar un contenedor con mercancía desde China, pero, durante esta temporada, especialmente entre abril y mayo, les cobraron 5.000 dólares por la misma cantidad.

Chambilla añadió que China no hizo subir los precios de sus mercancías, pues, según contó, ese país continúa comercializando artefactos electrónicos a precios “prepandemia”, aunque la producción, numéricamente hablando, ya no es la misma que antes porque cerraron muchas fábricas.

La verdadera causa de la elevación de las tarifas de los celulares y otros artefactos electrónicos en Cochabamba y el resto del país, según dijo, es que ahora son transportados desde el país asiático por vía aérea y ya no marítima, debido al cierre de fronteras en ciertas naciones.

El uso de aviones para el transporte de mercadería se dio hace más de un mes. “Esto ha disparado los precios”.

IMPORTACIONES DISMINUYEN Datos emitidos por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), con base en información del Instituto Nacional de Estadística (INE), indican que en “abril de 2020 las importaciones de celulares presentaron una notable caída de 34% en valor y 19% en volumen”, respecto al mismo período de 2019.

Es decir, si Bolivia importaba 11.9 millones de dólares en equipos móviles en abril de 2019, en el mismo mes de 2020 importó solo 7.7 millones de dólares.

A esta situación se suma que los centros que distribuyen mercancías chinas al por mayor a los importadores bolivianos, ubicados principalmente en Iquique (Chile), están cerrados.

La Zona Franca de Iquique, la plataforma de negocios más importante del cono sur de América, por ejemplo, “estaba trabajando irregularmente hasta hace 15 días”. Emitía permisos especiales para que los importadores reciban mercadería, pero, el incremento de casos de coronavirus en el país vecino motivó el cierre total de esas instalaciones.

Otro factor que influyó es que la mayoría de los importadores bolivianos optó por dejar de comprar a China artefactos convencionales y decidieron traer a Bolivia material de bioseguridad, que “hoy por hoy se ha vuelto de primera necesidad”. Por ejemplo, barbijos, guantes y trajes de bioseguridad.

Chambilla mencionó que hay mercancías chinas cuyos precios se elevaron hasta en 70%, considerando que sale caro importarlas.

CELULARES SUBEN 30% En un recorrido por las principales tiendas de venta de celulares distribuidas en la avenida Ayacucho de Cochabamba, la variación de precios es evidente. La mayoría de los smartphones cuestan entre 20 y 30% más que antes.

Un vendedor de celulares que prefirió mantener en reserva su identidad contó que algunos comercios determinaron incrementar los costos de sus equipos debido a que ya no se venden como antes. Los horarios permitidos para abrir sus tiendas son de 8:00 a 18:00 y ya no pueden ofertar nada en sábados o domingos. “Los días de trabajo ya no son normales”.

Para Chambilla, es posible que este panorama de elevación de precios se mantenga mientras dure la pandemia.