Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 18 de mayo de 2024
  • Actualizado 14:40

Suspenden a 5 religiosos y prevén procesos penales a encubridores

Un reportaje de El País, de España, revela detalles de abusos cometidos contra niños y adolescentes de un colegio. Jesuitas piden perdón. Gobierno exige hechos y no solo disculpas.
El sacerdote Alfonso Pedrajas (i) una fotografía de varios alumnos, muchos de ellos víctimas./ EL PAÍS
El jesuita español en la época que se cometieron los abusos (i) y los niños del internado (d)./ EL PAÍS
Suspenden a 5 religiosos y prevén procesos penales a encubridores

La Compañía de Jesús de Bolivia informó este martes que suspendió a cinco jesuitas que fueron provinciales en la época en que el español Alfonso Pedrajas Moreno, quien ya falleció, presuntamente abusó de al menos 85 menores y señaló que la investigación del caso se encuentra en "etapa preliminar".

Bernardo Mercado, provincial de la Compañía de Jesús en Bolivia, pidió perdón por los "acontecimientos", dijo que hay "tolerancia cero ante los abusos" y, en ese sentido, colaborarán en la investigación del caso que fue dado a conocer por el diario español El País.

"Pedimos perdón por todo lo que está aconteciendo, se supone que en la Iglesia estamos para dar esperanza y no para quitar la alegría a las personas, pero también hago un llamado a la población boliviana creyente católica de que muchas cosas buenas también están aconteciendo", manifestó Mercado en una rueda de prensa.

Por su parte, el procurador General del Estado, Wilfredo Chávez, informó que solicitará información sobre denuncias y antecedentes del sacerdote fallecido para activar una investigación penal a quienes encubrieron las agresiones sexuales del jesuita español.

Asimismo, remarcó que por vía Cancillería solicitará que la Fiscalía de España haga conocer los avances “del delicado caso” y que el periódico El País de Madrid brinde la información que tiene.

A su turno, la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, demandó a la Iglesia católica un pronunciamiento contundente que implique una transformación en esta institución, a propósito de los hechos de pederastia cometidos por el sacerdote Alfonso Pedrajas, reportó la Agencia Boliviana de Información.

El País publicó este fin de semana una investigación que realizó con testimonios de víctimas y allegados sobre un diario del jesuita Pedrajas, en el que habla de su vida sacerdotal en Perú, Ecuador y Bolivia y parece hacer un recuento sobre los presuntos abusos a decenas de niños y adolescentes bolivianos.

Pedrajas Moreno, quien falleció en 2009, fue subdirector y luego director desde 1971 del Colegio Juan XXIII, en la ciudad de Cochabamba, que era un internado. El jesuita también trabajó en otros colegios del país y antes de radicarse en Bolivia estuvo en escuelas de Perú y Ecuador entre 1961 y 1971.

SUSPENDEN

Bernardo Mercado, provincial de la Compañía de Jesús en Bolivia, indicó que las denuncias "no pueden ser ignoradas, aunque el sacerdote involucrado en los hechos haya fallecido" y que la indagación está en "etapa preliminar".

Confirmó que se suspendió a cinco jesuitas que fueron provinciales en la época de los supuestos abusos y también se retiró a otros religiosos que ejercieron funciones en los años posteriores al fallecimiento de Pedrajas, "para investigar si hubo denuncias públicas no atendidas en el caso".

"Reiteramos nuestra decisión de investigar los casos con una comisión de peritos que está actuando desde 2022, lo que puede crear una esperanza de justicia para las víctimas cuya situación nos ha avergonzado", sostuvo.

"Es muy pronto para determinar estos casos porque cada situación es distinta y es más, estamos hablando de un asunto que nos llega por medio de la prensa, si tuviéramos la víctima en concreto el tratamiento sería distinto", recalcó el jesuita.

Explicó que hay dos investigaciones y hay expertos "externos" como psicólogos, abogados, forenses que "hacen el estudio y en función de ello se determinará si hay daño o no".

Mercado agregó que en una de las indagaciones realizadas "se ha verificado la verosimilitud del caso", sin dar detalles al respecto.

"La Compañía de Jesús atiende casos, atiende víctimas y cuando una víctima no está enfrente es difícil llevar una investigación", subrayó Mercado.

La Compañía de Jesús expresó que pidió una copia del diario del jesuita español al periódico El País para hacer las indagaciones y establecer las responsabilidades, pero que necesitan que las personas afectadas se acerquen para determinar si "verdaderamente fue víctima o no".

En la nota de El País se menciona que un sobrino del jesuita halló el diario y en 2022 contactó primero a la Compañía de Jesús en Bolivia para denunciar, pero ante el temor de que se ocultara todo, lo entregó a la Fiscalía española, que desestimó el caso por estar prescrito, y finalmente acudió al medio español.