Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 18 de noviembre de 2019
  • Actualizado 05:50

Surgen líderes jóvenes y ellos encabezan las movilizaciones

Emergen del Trópico, la zonas norte y sur de la ciudad. También hay estudiantes de las universidades pública y privadas que se organizan en sus centros.

Surgen líderes jóvenes y ellos encabezan las movilizaciones

En medio de los conflictos, movilizaciones y hasta enfrentamientos en vía pública y, por detrás, en reuniones de coordinación y planificación de estrategias, en los días recientes, los jóvenes en Cochabamba, unos a favor y otros en contra del Gobierno, fueron quienes encabezaron las acciones.

Asumieron protagonismo en el escenario político con el estallido del conflicto luego de las elecciones generales de hace un par de semanas. Los representantes de ambos sectores y con distintas líneas reconocen que de entre ellos emergen nuevos líderes.

En buena parte, son universitarios. Algunos ya ocupan cargos dirigenciales en sus organizaciones políticas y sindicales. Todos nacieron en período de democracia dentro la historia de Bolivia. Unos son afines al Movimiento Al Socialismo - Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) y otros son opositores. La coyuntura política electoral, luego de las elecciones, los puso frente a frente en los mismos espacios y tiempos.

Los representantes hablan firmes, convencidos de los valores que les impulsan incluso a pelear, a enfrentarse.

José Ignacio Linera es parte de la denominada Resistencia Juvenil Cochala. En los días recientes bloqueó, participó de cabildos y movilizaciones, “en defensa del voto” y en contra del Gobierno de Evo Morales.

Mientras Ariel Rodríguez es representante de Juventudes de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, militantes del MAS. Él participó de ampliados y coordinó acciones con “los mayores” de su organización matriz, la Coordinadora de las Seis Federaciones del Trópico, de los productores de la hoja de coca, también en pasados días.

“Movilización”, “estrategia”, “coordinación”, “planificación” son términos comunes para los dos.

OPOSICIÓN

En el departamento, la fuerza de la oposición está en la ciudad, donde el MAS obtuvo menor apoyo en votación, como en anteriores elecciones. Los jóvenes de este sector son el rostro visible de las movilizaciones. Una de las características a resaltar en Cochabamba son las caravanas que realizan en motocicletas por distintos sectores de la ciudad; llegaron hasta la zona de Huayculi en el Valle Bajo.

José Ignacio se dedicó en días recientes  a generar estrategias para seguir el paro cívico impulsado en la ciudad.

“He decidido participar dentro de este movimiento porque creo que la única manera de salvar nuestro futuro es la movilización en las calles por parte de los jóvenes. No nos movemos bajo una estructura orgánica. Hasta ahora todo ha surgido a voluntad de cada uno”.

Explica que las organizaciones juveniles emiten convocatorias para “que la gente salga” y proteste.

En el par de semanas de conflictos, una de sus principales herramientas de comunicación entre ellos fueron las redes sociales, para convocatorias y para impartir mensajes de ánimo “para seguir”.

Las resoluciones de las reuniones privadas entre representantes se mantienen en cierta reserva.

“No puedo decirte todas las estrategias. Queremos mantener cierto secreto en este asunto. Pero, vamos a tener comisiones para la recaudación de fondos hasta para la perfección de los puntos de bloqueo en Cochabamba”.

Con convicción, asegura que en manos de la juventud está el hacer cumplir las determinaciones de los cabildos desarrollados. Asumen como un trabajo la defensa de los paros cívicos.

Reconoce que no es fácil impulsar las movilizaciones y mantener las medidas de presión que, en su caso, están como a su cargo en la zona norte de la ciudad.

Junto a él, hay tres jóvenes más. “Salimos a las cinco y media de la mañana y nos vamos a la una y media del día siguiente. No desayunamos, no almorzamos; comemos lo que encontramos en el día”.

Describe que durante los días de bloqueo de la semana pasada recorrieron los puntos de bloqueo, “motivando a la gente”. Para él es una época histórica en el país. Sostiene que cada vez se une más gente.

José Ignacio comenzó a articular estos movimientos juveniles desde noviembre de 2017, cuando un fallo dio lugar a la repostulación del presidente Morales.

Luego, se había alejado un poco, pero su activismo reactivó al día siguiente de las elecciones nacionales recientes del 20 de octubre.

“Fue Inevitable volver organizar esta parte de la población que es la juventud”.

OFICIALISMO

Con la misma firmeza, pero del otro lado de este rin político, está Ariel con su defensa al Gobierno de Morales y al denominado proceso de cambio.

En Cochabamba, la principal fuerza para el MAS está en las áreas rurales y sobre todo en la región del Trópico, donde están los cocaleros, y los jóvenes tienen una importante participación.

Aunque ellos organizan reuniones solamente entre jóvenes, las decisiones finales se asumen de manera conjunta con otras organizaciones de su línea política, que son parte de la Coordinadora.

La situación en el país se agravó con los resultados oficiales que dio a conocer el Tribunal Supremo Electoral (TSE), dándole la victoria al binomio Morales - Álvaro García.

El conflicto surgió desde quienes rechazan esos resultados, y esto puso en alerta al sector oficialista.

“De manera independiente, nosotros no podemos tomar decisiones. Somos consecuencia de esa organización matriz. Hoy estamos en emergencia al igual que todas las organizaciones”, explica Ariel.

Manifiesta que, frente a la confrontación en la que derivó el resultado de las elecciones, se organizaron para evaluar y poner en marcha las estrategias “para poder, tal vez, mostrar fuerza en el voto que ha recibido el presidente Evo Morales, principalmente en el departamento de Cochabamba”, donde considera que no existen motivos para paralizar la ciudad.

Entre otros aspectos, Ariel destaca la importancia de la participación de los jóvenes en las movilizaciones incluso para el resguardo de la integridad de sus padres frente a los grupos opositores.

“Nosotros vamos en la punta (…), para mostrar fortaleza a nuestras organizaciones matrices”.

Como aprendieron de sus progenitores, los líderes de este sector de jóvenes encabezan ampliados ordinarios y extraordinarios, congresos orgánicos y políticos; discuten la coyuntura actual y planifican su organización.

“Luego, llevamos la propuesta a una plana mayor”.

Se debate y asumen determinaciones específicas.

NUEVOS POLÍTICOS

Estos escenarios, que son de confrontación y conflictos, son una palestra para nuevos líderes políticos.

Ariel sostiene que eso es lo que se ve en la región del Trópico.

“Hay buenos cuadros políticos, que se están mostrando en los sindicatos, en las centrales. Incluso tenemos ya (jóvenes) como parte del comité ejecutivo de diferentes federaciones”.

Asegura que la manera en la que destacó el ahora senador elector Andrónico Rodríguez (que también emergió de Juventudes) le dio fuerza al sector de los jóvenes.

“Con Andrónico creo que el estigma ya se ha roto. Él ha sido uno de los referentes en el Trópico de Cochabamba y creo que muchos sindicatos, muchas centrales, las seis federaciones han considerado el tomar en cuenta en alguna dirección o en alguna cartera a la juventud”.

Dice que van por buen camino y que, además, apuntan a posibles candidaturas para las elecciones subnacionales previstas para el año 2020.

Por su lado, el diputado opositor Rodrigo Valdivia considera que hay jóvenes que en la actualidad son parte del grupo Resistencia Juvenil Cochala, con sede en Cala Cala, y que junto a otros de la zona sur de la ciudad, prometen nuevos liderazgo con buenas oportunidades. Hay grupos de jóvenes organizados en sus centros de estudiantes de universidades privadas y de la estatal. “Ahí están los futuros líderes para el país”.

José Ignacio y Ariel atienden las entrevistas con cordialidad, pero ambos tienen pendientes. José Ignacio debe ir a una reunión de coordinación para organizar comisiones. Ariel está solamente en el cuarto intermedio de un ampliado extraordinario para definir medidas pacíficas a seguir.

Apuntes

La participación

Además de la importante cantidad de electores jóvenes en el país, su presencia no pasó desapercibida durante las elecciones nacionales del 20 de octubre.

En Cochabamba, de entre los más de 200 candidatos habilitados para postular a diputados y senadores, el 16%, 36 personas, tenía entre 19 y 30.

De ese grupo de jóvenes de las listas de los nueve frentes políticos, 26 eran mujeres y 10, hombres. Un total de 13 fueron candidatos a cargos de titulares y 23 a suplentes.

Desde los 18

La normativa vigente en Bolivia garantiza la participación de los jóvenes en la vida política:

* El artículo 144 de la Constitución Política del Estado establece que son  ciudadanos todas y todos los  bolivianos, y ejercerán su ciudadanía a partir de los 18 años de edad, “cualesquiera sean sus niveles de instrucción, ocupación o renta”.

* El artículo 149 detalla que para ser candidata o candidato a la Asamblea Legislativa Plurinacional se  requerirá  cumplir  con  las  condiciones  generales  de  acceso  al  servicio  público, como “contar  con  18 años  de  edad  cumplidos  al  momento  de  la  elección y haber residido de forma permanente al menos los dos años inmediatamente anteriores a la elección en la circunscripción correspondiente”.

Quedaron fuera

En agosto de este año, se conoció que al menos 132 candidaturas jóvenes, de entre 18 y 28 años, quedaron fuera de las listas electorales, con miras a los comicios generales del 20 de octubre, debido a diferentes razones de inhabilitación establecidas por la norma electoral.

Los electos

De acuerdo con los resultados del Órgano Electoral Plurinacional (OEP), en Cochabamba, entre las autoridades electas más jóvenes están:

* El segundo senador titular electo del Movimiento Al Socialismo (MAS) Andrónico Rodríguez de 30 años.

* El suplente del quinto diputado plurinominal del MAS electo, Cesilio Damián Lorenzo, de 28.

* La primera senadora titular de Comunidad Ciudadana (CC) electa, Andrea Barrientos, de 30 años.

* La tercera diputada plurinominal de CC electa, Carola Espinoza Imaña, de 27.

* El suplente de Espinoza, Santiago Vallejos, de 28.

La Constitución

La Constitución, en el Artículo 59, establece que El Estado y la sociedad garantizarán la protección, promoción y activa participación de las jóvenes y los jóvenes en el desarrollo productivo, político, social, económico y cultural, sin discriminación alguna, de acuerdo con la ley.