Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 19 de octubre de 2020
  • Actualizado 23:41

El Senado sanciona la Ley para reasignar los recursos de la propaganda electoral

Romero explicó que la decisión de reasignar los recursos de la propaganda electoral fue aceptada por las organizaciones políticas, hecho que, dijo, debe ser valorado y reconocido.

El presidente del TSE, Salvador Romero, durante una conferencia de prensa. ARCHIVO
El presidente del TSE, Salvador Romero, durante una conferencia de prensa. ARCHIVO
El Senado sanciona la Ley para reasignar los recursos de la propaganda electoral

La Cámara de Senadora sancionó, la tarde de este viernes, la Ley para reasignar el financiamiento estatal de propaganda política e invertir esos poco más de 35 millones de bolivianos, en temas de salud pública. La norma fue remitida al Ejecutivo para su promulgación.

La Ley,  enviada por el TSE, en concreto dispone la modificación de la Ley de Organizaciones Políticas para que el presupuesto asignado al fortalecimiento público (Bs 35.060.000)  sea destinado "preferentemente a la seguridad sanitaria de las personas involucradas en todas las etapas del proceso electoral".

Añade que el mencionado presupuesto complementará el requerimiento adicional que el TSE solicite al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas para el desarrollo de los comicios.

En pasados días, el presidente del TSE, Salvador Romero, aseveró que la decisión de reasignar los recursos de la propaganda electoral fue aceptada por las organizaciones políticas, hecho que, dijo, debe ser valorado y reconocido.

Asimismo, explicó que el TSE recomendó que los recursos del Fortalecimiento Público queden consolidados dentro del presupuesto electoral de 201 millones de bolivianos validado a principios de año, de manera que el Órgano Electoral Plurinacional (OEP) requeriría únicamente un adicional de Bs 14 millones para cubrir los requerimientos para llevar adelante un proceso electoral seguro desde el punto de vista de la salud para todos los actores que intervengan en las tareas preparatorias y en la misma jornada de votación.

Una vez efectuados estos ajustes y adiciones al presupuesto, el costo global de la elección 2020 ascenderá a 215 millones de bolivianos, inferior en aproximadamente 12% al presupuesto de la elección de 2019.

Las elecciones en Bolivia debían desarrollarse el pasado 3 de mayo, pero fueron postergadas a raíz de la pandemia del coronavirus.

Así, tras varias polémicas, finalmente el TSE acordó con las organizaciones políticas que las elecciones sean el 6 de septiembre, fecha que se hizo oficial tras la promulgación de la Ley de Postergación de los Comicios.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad