Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 29 de octubre de 2020
  • Actualizado 03:55

ADVIERTEN QUE EL PICO MÁS ALTO SERÁ EN 12 DÍAS CON MÁS DE UN CENTENAR DE INFECTADOS

Salud reporta 43 nuevos casos tras ampliación de cuarentena por 15 días

La decisión del Gobierno fue extender la medida nacional hasta el 30 de abril y desde hoy evaluar si es posible flexibilizarla en determinados lugares del país y sectores de la economía.

Salud reporta 43 nuevos casos tras ampliación de cuarentena por 15 días

Una de las cifras más altas de los reportes diarios de contagios de coronavirus se conoció ayer con 43 nuevos casos en el país, lo que sube el total a 397. También hay 148 pacientes sospechosos; ningún fallecimiento, por lo que la cifra se mantiene en 28; y 7 recuperados.

Los datos van en un ascenso preocupante, por lo que la presidenta Jeanine Áñez decidió ampliar la cuarentena por 15 días, es decir hasta el 30 de abril.

Más antes, el viceministro de Salud, Luis Larrea, advirtió que en los siguientes 12 días se tendrá el pico más alto de contagios.

Pese a esto, la Mandataria explicó que desde hoy se hará una evaluación para definir si es posible flexibilizar y “abrir un poco la cuarentena en determinados lugares del país y en determinados sectores de la economía”.

2020-04-15 01_29_59-nota última - revolucionkbx@gmail.com - Gmail

Recordó que lo más importante en este proceso son los informes y las opiniones médicas y profesionales de asesores científicos y médicos.

La cuarentena inicialmente tenía que concluir hoy, pero tras una larga reunión en el Palacio de Gobierno, asumió la nueva determinación.

Los primeros dos casos de coronavirus en Bolivia se registraron el 10 de marzo.

INFORME El jefe nacional de la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud, Roberto Vargas, reportó que los casos corresponden a Cochabamba (3); La Paz (11); Oruro (16); y Santa Cruz (13).

Detalló que de los 397 casos positivos de todo el país, 190 (48%) están en Santa Cruz, 91 (23%) en La Paz; 57 (14%) en Cochabamba, 15 (4%) en Potosí; 30 (8%) en Oruro; 2 (0,5%) en Tarija; 1 (0,3%) en Chuquisaca; y Beni se mantienen si ningún caso.

Agregó que a la fecha existen 148 casos sospechosos en todo el país, de los cuales 84 están en Santa Cruz, 18 en Pando, 32 en Potosí, 3 en Chuquisaca, 4 en La Paz, 4 en Beni y 3 en Tarija.

"A la fecha se han descartado 2.522 casos y contabilizamos 7 pacientes recuperados, 1 en Oruro, 1 en La Paz y 5 en Santa Cruz", precisó.

Explicó también que la tasa de incidencia de casos por cada 100.000 habitantes es de 3.4.

EL PICO MÁS ALTO El viceministro de Salud, Luis Larrea, advirtió ayer que en 12 días Bolivia afrontará el “pico más alto” de casos positivos, que podrían ser entre 100 y 200 diarios.

“En 12 días tendremos el pico más alto. Lastimosamente tendremos mayor cantidad de casos. Estas semanas son negras para el país y si no cumplimos la cuarentena, los infectados aumentarán de 100 a 200 por día”, aseguró a Bolivisión.

Dijo también que el encapsulamiento, como el que se aplica en Montero, en el departamento de Santa Cruz, es una “buena medida” y consideró necesario “reforzar los servicios de las Fuerzas Armadas y de la Policía” en el resto del país.

Entre tanto, a nivel Sudamérica, Brasil es el país que presenta el mayor número de casos de coronavirus. Actualmente tiene más de 22.720 personas infectadas y un total de 1.270 fallecimientos a causa de este mal.

Bolivia, según Urgente.bo, está entre los últimos tres países de la región que tienen menor cantidad de casos confirmados y fallecidos.

El exministro de Salud, Aníbal Cruz, explicó que las medidas preventivas asumidas por el Gobierno permitieron “aplanar la curva de crecimiento sostenido” de casos de COVID-19. Dijo también que lo que llama la atención es la tasa de mortalidad siendo que la media de edad de fallecidos es de 65 años.

Por su lado, Óscar Urenda, secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, comentó que la cuarentena total en el país está rindiendo resultados positivos, sin embargo, pidió no confiarse y solicitó a la población soportar con paciencia el confinamiento.

PROPUESTA DE EXPERTOS Entre tanto, sobre la base de un estudio de análisis y evaluación de la situación del COVID-19 en Bolivia, el equipo multidisciplinario de investigadores del Comité Operativo de Emergencia de  la Universidad Mayor de San Andrés (COE/UMSA) recomendó al Gobierno central “ampliar la cuarentena nacional por el mismo período aplicado hasta el momento”, es decir, hasta el próximo 10 de mayo, debido a que en el país no existen aún las condiciones multifactoriales para levantar esa medida.  

Sobre la cuarentena vigente en varios países, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que “levantar las restricciones demasiado rápido podría conducir a un surgimiento mortal, la bajada puede ser tan peligrosa como la subida si no se maneja adecuadamente”, señaló la UMSA, mediante nota de prensa. 

Con ese respaldo internacional, el COE UMSA señala que levantar la cuarentena en Bolivia en este momento podría generar un rebrote de los casos de contagio.

En criterio del COE/UMSA, el Sistema de Salud aún está trabajando en el fortalecimiento de su capacidad resolutiva para afrontar de mejor manera los casos complicados del Covid-19. Por ello, el Comité detalló las condiciones más importantes que se deben cumplir, a futuro, para considerar el posible levantamiento de las restricciones: 

“El proceso de la transmisión del coronavirus debe estar controlado; deben existir suficientes servicios médicos y de salud pública disponibles; los riegos de brotes deben ser minimizados en entornos especiales como los centros de atención a largo plazo; deben existir medidas preventivas en lugares de trabajo, escuelas y otros espacios; los riesgos de importación de la enfermedad deben ser estrictamente gestionados y que las comunidades de todo el país estén plenamente conscientes y participen en el proceso de transición”, sugirió.

Entonces, es conveniente que más adelante, y después de una evaluación más integral, con mayores datos epidemiológicos y en función del fortalecimiento del sistema de salud se pueda pensar en levantar estas restricciones de manera escalonada, sostuvo el rector de la UMSA Javier Peñaranda.  

Remarcó que “el papel responsable de la población es fundamental para continuar con la desaceleración de la transmisión del COVID-19, sin descuidar el apoyo humanitario a los grupos socialmente más vulnerables”.