Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 18 de septiembre de 2021
  • Actualizado 03:44

Salud no avala la combinación de vacunas; asegura que Rusia cumplirá con las dosis de Sputnik V

La autoridad afirmó que son 180 días de protección y que esa garantía fue proporcionada por el laboratorio ruso. 
 
Una de las vacunas Sputnik V que se usan para la inmunización en Bolivia. APG
Una de las vacunas Sputnik V que se usan para la inmunización en Bolivia. APG
Salud no avala la combinación de vacunas; asegura que Rusia cumplirá con las dosis de Sputnik V

El viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, informó que no es posible combinar vacunas anticovid, frente a la posibilidad de que los ciudadanos puedan ser inmunizados con una segunda dosis de un fabricante diferente a la primera que les fue administrada, según informó El Deber.

“Todas las personas que nos hemos vacunado estamos en un registro y estamos esperando nuestras segundas dosis. Evidentemente, hay algunos países que han estado considerando el intercambiar, pero nosotros no”, dijo en una entrevista con Bolivia TV.

El Gobierno ruso informó que la llegada de las segundas dosis de la vacuna Sputnik V demorará en llegar al país debido a la restricción de las exportaciones emitidas por Rusia para privilegiar la inmunización en ese país.

Esta demora abrió el debate con respecto a la eventual combinación de vacunas para las personas que fueron inoculadas con la primera dosis del inmunizante ruso, producido por laboratorios Gamaleya.

“Tenemos garantizadas esas vacunas (rusas), así como el tiempo de extensión y el nivel de protección (80%) de las primeras dosis. Por ende, no hay necesidad de hacer un intercambio de vacunas. Este no sólo es un tema administrativo”, aseguró Terrazas.

La autoridad afirmó que son 180 días de protección y que esa garantía fue proporcionada por el laboratorio ruso. Profesionales en medicina observaron esa garantía, pues no tendría el aval de una investigación independiente.

Bolivia contrató unas 5.2 millones de vacunas Sputnik V, pero el proveedor no pudo cumplir en los tiempos fijados inicialmente por efecto del brote de la temida variante Delta que golpeó a Rusia durante las últimas semanas.

El plan estratégico de lucha contra la COVID, definido por el Gobierno, estableció cerca de $us 80 millones para la compra de vacunas, unos Bs 552 millones. Pero este no es el ítem más elevado, pues se proyectó la asignación de unos $us 96 millones para las pruebas rápidas.