Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 07:40

Rusia prevé entregar este mes la Sputnik V tras duplicar producción

Bolivia aguarda desde el 23 de julio un lote de 200.000 vacunas. En Argentina presentaron resultados preliminares de un estudio para combinarla con Moderna y AstraZeneca.
Un lote de vacunas rusas Sputnik V tras el arribo a Bolivia. ARCHIVO
Un lote de vacunas rusas Sputnik V tras el arribo a Bolivia. ARCHIVO
Rusia prevé entregar este mes la Sputnik V tras duplicar producción

Rusia informó de su decisión de duplicar la producción de las vacunas Sputnik V contra el coronavirus COVID-19 y de esta manera resolver “por completo” este mes de agosto los retrasos en las entregas.

Las segundas dosis debían ser entregadas hace más de una semana, el 23 de julio. Se trata de un lote de 200.000 vacunas, que no llegaron pese a existir un contrato.

El centro ruso Gamaleya informó, mediante un comunicado emitido en el sitio web del Fondo Ruso de Inversión Directa, la decisión de establecer acuerdos de producción con fabricantes de 14 países para la producción gracias a la asociación con grandes firmas como el Serum Institute of India, el mayor productor de vacunas del mundo.

Según el Gobierno de Rusia, esta situación se debe a que en ese país se encuentra intensificando en su campaña de vacunación ante la llegada de nuevas variantes, además, por la mejora de la calidad de las dosis.  

El ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, citado por ERBOL, deslindó que el Gobierno boliviano tenga algún tipo de responsabilidad en la demora de las dosis e hizo un llamado a la calma de la población ya que la efectividad es del 80% solo con la primera vacuna. 

LOS DATOS

Desde el Viceministerio de Comunicación se informó que de las 8.051.050 vacunas anticovid que llegaron al país, el Gobierno compró 6.272.000, equivalentes al 77.9%; y gestionó la donación de 1.779.050, apenas el 22.1%. Este último corresponde a cuatro laboratorios: 1.008.000 de la monodosis Janssen, entregadas por Estados Unidos (EEUU) vía Covax; a través de ese mecanismo se recibió además 193.050 dosis de Pfizer y 228.000 de AstraZeneca. Finalmente, los gobiernos de China y México donaron, respectivamente, 200.000 dosis de Sinopharm y 150.000 de AstraZeneca.

Según los datos, hasta septiembre Bolivia tiene asegurada la llegada de al menos 5.085.600 vacunas más, la mayoría, 4.2 millones, adquiridas con recursos públicos: 3.5 millones de Sinopharm para cumplir el contrato de seis millones rubricado en junio; y 700.000 segundas dosis de Sputnik V.

Por otro lado, España y China confirmaron que donarán este mes 585.600 dosis de AstraZeneca y 300.000 de Sinopharm, respectivamente.

El 30 de junio, el presidente Luis Arce hizo conocer esta nueva etapa de la campaña nacional de inmunización y, además, confirmó la llegada de 8.133.000 vacunas de Sputnik V, Sinopharm y Johnson & Johnson.

INVESTIGACIÓN

Por otro lado, el Fondo Ruso informó que la combinación de la vacuna de AstraZeneca como segunda dosis de Sputnik V arrojó resultados positivos.

Funcionarios del Gobierno de Argentina presentaron ayer los resultados preliminares de un estudio sobre la combinación de las vacunas anticovid Sputnik V, Moderna y AstraZeneca, los cuales demostraron eficacia contra la infección y ausencia de efectos secundarios en las personas inmunizadas, reportó Oxígeno.

A partir de ello, y con la premisa de reducir las demoras en la aplicación de las segundas dosis, la ministra de Salud de ese país, Carla Vizzotti, confirmó que su país está "en condiciones de avanzar en las 24 jurisdicciones para "intercambiar diferentes vacunas empezando con Sputnik V con Moderna y AstraZeneca", decisión que será opcional.

LA SITUACIÓN

El centro ruso Gamaleya recordó que un estudio del centro, publicado en la revista médica internacional Vaccines, mostró que Sputnik V es una de las vacunas más eficientes contra las variantes de la COVID-19, incluida la Delta y en país donde se la usa, como Argentina y México, se observa una disminución constante de los casos.

La vacuna fue pionera en el enfoque de refuerzo mediante el uso de dos vectores adenovirales diferentes (Ad5 y Ad26) para dos inyecciones diferentes. Y, fue la primera en ofrecer una prueba conjunta de mezcla y combinación a otro productor cuando le hizo una oferta a AstraZeneca el 23 de noviembre de 2020.