Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 22:18

Roca afirma que solicitaron "reserva de vacunas y esperaban certificación"

Roca afirma que solicitaron "reserva de vacunas y esperaban certificación"

La exministra de Salud del gobierno transitorio, Eidy Roca, afirmó que durante su gestión ya se había solicitado la reserva de vacunas contra la COVID-19 de AstraZeneca (Oxford) y Sinovac, sin embargo, se esperaba la certificación sanitaria de las dosis antes de firmar contrato, lo cual no ocurrió hasta el final de su mandato.

“Hasta el 31 de octubre no se tenía ninguna vacuna aprobada y tampoco se podía firmar contrato a ciegas sin conocer los resultados de los ensayos, precios definitivos y eficacia de las mismas, no obstante se dejaron puertas abiertas en todos los casos”, aseveró Roca en un texto remitido a ERBOL en respuesta a un cuestionario.

En su explicación, Roca señaló que ya el 18 de agosto se envió una nota de expresión de interés a los ejecutivos de AstraZeneca y en octubre hubo una reunión con el Serum Institute, encargada de fabricar la vacuna Oxford, que ofertó el precio de 4,5 dólares con envío y el seguro, estimando que las dosis llegarán a mediados del 2021.

En ese marco, indicó que el 8 de octubre se solicitó una reserva de 5 millones de vacunas, previa certificación de eficacia y calidad, por lo que se envió los Términos de Referencia a ser firmados.

Aclaró que la aceptación de los Términos de Referencia y el compromiso de compra estaban sujetas a la aprobación de la vacuna y su certificación por los organismos internacionales, pero que hasta el término de su gestión no se tenía esa aprobación. “Por esta causa, se dejó dichas acciones para el Gobierno entrante, con los informes respectivos”, aseveró.

Respecto a Sinovac, Roca detalló que el 28 de septiembre se envió una nota de expresión de interés a ZKM, empresa que importa las dosis de la empresa china, solicitando una reserva de 3,5 millones dosis de vacunas para 3,5 millones de personas.

Señaló que también el trámite de contrato estaba condicionado a la aprobación de la vacuna y la certificación otorgada por la OMS sobre la eficacia y seguridad.

Acotó que la empresa contestó el 29 de septiembre, agradeciendo la confianza y dando la apertura para continuar con las gestiones.

Reveló que también se gestionó la vacuna Sputnik-V y que en agosto se reunió la Encargada de Negocios de la Embajada de Bolivia en Rusia con el laboratorio fabricante. Luego, en octubre, se envió una expresión de interés al Embajador ruso en Bolivia, sin definir la cantidad a solicitar.

La exministra indicó que el 9 de octubre, el Embajador ruso envió un acuerdo de confidencialidad para poder iniciar los acuerdos entre el laboratorio y el Estado Plurinacional de Bolivia. Agregó que, en ese caso, se esperaba la información oficial sobre la aprobación de la vacuna, precio y condiciones del contrato, pero hasta fines de octubre aún no se conocieron los resultados finales de los ensayos.